martes, 12 de diciembre de 2017

MAGNUM “LOST ON THE ROAD TO ETERNITY” SPV 2018 Review




Steamhammer / SPV 19 Enero de 2018
Genre: Melodic Rock

Track list:

1. Peaches and Cream 4:54
2. Show Me Your Hands 5:45
3. Storm Baby 6:13
4. Welcome to the Cosmic Cabaret 8:08
5. Lost on the Road to Eternity 5:54
6. Without Love 5:55
7. Tell Me What You've Got to Say 6:27
8. Ya Wanna Be Someone 5:56
9. Forbidden Masquerade 5:02
10.Glory to Ashes 5:35
11. King of the World 7:04


Band:

Tony Clarkin - guitars
Bob Catley - vocals
Rick Benton - keyboards
Al Barrow - bass
Lee Morris – drums

“In the deepest of the forest one music light guides you to this Magnum´s fantastic world”


Los viejos dinosaurios renacen de sus cenizas cual Ave Fénix para traernos el vigésimo álbum de estudio con el dueto Clarkin/Catley en plenitud creativa, una vez más, con la esperanza de no defraudar a su masa de fans incondicionales que han alabado cada uno de sus lanzamientos. De nuevo mi vista se va a la portada que es marca de la casa, a cargo de Rodney Matthews, donde multitud de detalles fantasiosos la pueblan y nos hace intentar profundizar en ella antes de poner el disco en nuestro reproductor. Es como ese cuadro que no paras de admirar una y otra vez con la esperanza de obtener alguna pista secreta con la que iniciar una nueva aventura.

Para este disco cuentan con dos novedades en su alineación como son el Batería Lee Morris (reemplazo de Harry James debido a la escasez de tiempo con sus otras bandas: Thunder y Snakecharmer) y Al Barrow al bajo (sustituto de Mark Stanway), que intentarán dejar el legado de sus anteriores miembros a una altura al menos parecida, cosa que es difícil de conseguir pero veremos si lo logran. Además tienen el añadido de introducir arreglos a cargo de la orquesta Wolf Kerschek.

No os aburro más y entramos de lleno con “Peaches and cream” que es ese postre delicioso que echarnos a la boca tras una buena comida para sentirnos saciados del todo y llegar al placer absoluto para nuestro paladar. Es de esas canciones enérgicas típicas de Magnum que nunca nos defrauda y nos da un plus de motivación para continuar el día con energía. Clarkin agita su varita en forma de guitarra y como buen alquimista transforma las notas en oro de una pureza absoluta el cual sirve para sostener el tema y permitor que catley le añada ese plus de sentimiento que consigue pulirlo y darle brillo a semejante metal precioso. 

Ese aire más sosegado y armonioso con ciertas partes más para deleite de los instrumentistas se consigue en “Show me your hands” que es mucho más lineal en su desarrollo hasta llegar al sólo dónde sucede lo que os explico antes y quizás sea lo más destacado del tema desde mi punto de vista ya que recurren a repetir el título en multitud de ocasiones y ello hace que el tema entre en una espiral como un dejá vu que no nos deja avanzar.

Con “Storm baby” logran ese contrapunto entre un tema baladístico y un medio tiempo en donde se deja a catley que muestre toda la amalgama de tonos con su particular voz hasta que Catley se hace notar y requiere su parte de protagonismo, logrando que ese particular dúo de egos se solapen y doten al tema de mucha profundidad con un acompañamiento de teclados perfecto y bien ensamblado lo que potencia el tema y le da una pomposidad añadida. 

Con el particular título de “Welcome to the cosmic cabaret” y un sobredimensionado minutaje nos adentramos en una fantasía musical a la que hay que prestar una inusitada atención y volver a escucharla varias veces si uno quiere sentirse protagonista de esta fábula ya que el bosque es tan espeso que no vale observarlo desde el aire sino que requiere adentrarse en él para ver cómo cada árbol se enraiza con su adyacente formando un uno o como su copa permite dejar pasar los rayos de sol con una inclinación tal que hace que la fotosíntesis tenga lugar de un modo precioso y nos haga descubrir lo que la naturaleza nos ha brindado pero que no tenemos la ocasión de admirar al vivir cegados en nuestro día a día. Es una canción de sensaciones (como dice el anuncio de suavizantes) dónde cerramos los ojos y nos transportamos al Edén.

Continuamos con la canción que da título al disco “Lost on the road to eternity” que se abre de forma espectacular como un girasol en verano al notar los rayos de sol sobre su vaina y deja que sus pipas maduren mecidas por esa brisa mañanera que le llega al despertar. Aquí la particularidad se demuestra con el dúo de voces Catley/Sammet al cual incluyen quizás como agradecimiento de Catley a ser incluido en muchos de los lanzamientos de la banda de Sammet: Avantasia junto a numerosas figuras destacadas del panorama musical.

El single “Without love” nos adentra en el universo de los versos hechos con elegancia en un estribillo demoledor que nos eriza el vello y nos hace palidecer recordando esos malos momentos con nuestra pareja y lo mal que lo pasamos en esa época en la cual todo eran sombras y un destino errático, entrando en un círculo al cual no veíamos la salida. Muy buen single como reclamo que destaca sobremanera por una perfecta conjunción de melodía y finura en su ejecución.

Teclados en plenitud para recibir “Tell me what you´ve got to say” y esa fantástica guitarra de Clarkin induciéndote a que estés atento para ver lo que va a llegar, como un estallido, a tus oidos. Es una canción muy fiestera con total protagonismo de Rick y sus fantásticos teclados inundando el tema y dejando a Clarkin que se explaye con un gran sólo también. Buen tema.

“Ya wanna be somebody” me vuelve a hacer mover las piernas a un ritmo endiablado que consiguen con el Yeah-yeah (me recuerda a Massiel salvando las distancias claro está, jejeje). Es un tema más de disfrute que de intentar buscarle las vueltas con un poderoso sólo que suele alargar el minutaje de todos los temas como aquí sucede y que además es ideal para el directo y así hacer colaborar al público que asista a él.

Nueva “rareza” con “Forbidden masquerade” el cual no consigue atraparme entre sus tentáculos del todo y es que está bien el desarrollo de este medio tiempo pero no me acaba de cuadrar el modo en que quiere hacerme que note algún tipo de sensación placentera y se queda en algo efímero que fácilmente se borra de mi memoria como un recuerdo a corto plazo. No me ha acabado de cuadrar.

La fábula continúa con un nuevo capítulo llamado “Glory to ashes” que narra una aventura en la voz de Catley ideal para contar a tu hijo antes de irse a dormir. Muchas veces me pregunto por qué no haraán una edición con un libro en el que se narre todo lo que nos hacen llegar en forma de música ya que sería un acompañamiento ideal para todo lo que escuchamos. 

Cierran esta epopeya musical con “King of the world”, otro tema extenso que es la cumbre a tan magnánima obra y que como su título nos aventura es el final perfecto a este larga duración. En modo historia, como todo el disco, nos vuelve a hacer disfrutar de la magia de Clarkin con su guitarra y nos edulcora Catley con su voz. Poco más hay que decir para aquellos que hemos seguido a esta banda desde hace mucho tiempo y disfrutamos con cada una de sus obras que pueblan nuestra discografía cómo debe de ser.

Además se incluye un segundo cd con 4 temas en vivo grabados en su actuación en el festival veraniego Leyendas del Rock en nuestro país lo que debería hacernos sentir orgullosos de que se fijen en nuestra gran tierra, a la que adoran, a la hora de incluir esos bonus en sus ediciones.

En resumen un disco que no defraudará a los seguidores de Magnum ya que sigue la senda de sus anteriores lanzamientos añadiéndo un poquito más de elementos atmosféricos que le dan ese atractivo y que puede potenciar el que alguien que no los haya seguido los descubra y se una a su amplia legión de fans. Con ganas de verlos en Abril en nuestro país y ver cómo lo defienden en vivo que es dónde se demuestra la grandeza de las bandas.


Hightly Recommended.

Redactor: Manuel García




Image and video hosting by TinyPic

martes, 5 de diciembre de 2017

IN-SIDE - "OUT-SIDE" Andromeda Relix 2017 Review




Genre: AOR
Out: December 2017
Label:  Andromeda Relix

Tracks

01 - IN-SIDE - The Gate (02:03) 
02 - IN-SIDE - The Signs Of Time (04:36) 
03 - IN-SIDE - The Running Man (04:42) 
04 - IN-SIDE - Block 4 (The Russian Woodpecker) (05:56)
05 - IN-SIDE - I'm Not A Machine (05:25) 
06 - IN-SIDE - Break Down (06:35) 
07 - IN-SIDE - Lie To Me (04:31) 

Total Running Time: 33:48 

Band
Saal Richmond (real name, Salvatore Giacomantonio), keyboardist and composer, 
Dave Grandieri (keyboards and choirs), 
Beppe Jago Careddu (vocals), 
Cloud  Beneventi (guitars), 
PJ Philip (real name, Giuseppe  Sanfilippo: bass guitar and choirs), 
Marzio Francone (drums, sound engineer). 

Aditional Musicians

Luca Betti (guitars), 
Abramo De Cillis (guitars), 
Aldo Garrone (vocals). 

Algo está pasando en Italia. Algo grande ha nacido en este hermoso país. Es algo increíble que desde Italia nos estén llegando discos que hoy por hoy son de lo mejor que se publica últimamente. Si estamos disfrutando del nuevo trabajo de Raintimes ahora nos llega este nuevo proyecto titulado In-Side en una onda que hacía mucho que no disfrutaba tanto. Si os digo que suena a Outside Edge con los teclados tan maravillosos que os harán recordar grandes momentos del pasado pensareis que estoy totalmente loco pero no es así, menudo trabajo hay en este material.

Es de aplaudir que desde nuestro pais casi vecino se esté apostando tan firmemente por este estilo musical que tantas alegrías nos dio en el pasado y donde de vez en cuando volvemos a disfrutar de manera tan sobresaliente como lo he hecho escuchando este disco.

Reza en su promo que el sonido que vamos a encontrar es semejante a bandas míticas como Alan Parsons Project, Toto, Work Of Art, Europe, Fortune. Para nada van desencaminadas esas palabras. El estilo que nos presenta es cuanto menos sorprendente por su cuidada puesta en escena. Unos sintetizadores que resaltan un resultado más que notable.

 
Hasta la foto promocional del disco te hace retroceder sin remedio a los años dorados del AOR.  Por no hablar de una portada que incrementa el valor del resultado final. Si este mundo fuese, este disco debería aparecer en las listas de cualquier buen seguidor del AOR clásico pero mucho me temo que su corta duración y las fechas en las que nos ha llegado le penalizarán. Aún así, ojo, que nadie lo deje escapar porque dentro de unos años, más de uno lo buscará sin suerte en las tiendas como algo increíble que pasó desapercibido.

Espero que no sea el caso y que les lluevan grandes reseñas porque se las merecen. Aluciante el trabajo de los dos teclistas del grupo que consiguen hacernos disfrutar en cada tema de un trabajo descomunal .

Que nadie deje pasar  2017 sin dar una escucha es este gran lanzamiento.

Recomendado
Recommended.

Image and video hosting by TinyPic

William Sikström " Running out of time" 2017 Review



Out: Now ( December 2017)
Genre : Westcoast
Label: Autoproducido.

Tracks

It´s not my Style
This Time
Ends With you and Me
Running out of time
Better To Love
Shoot the Moon
Never Too Late
You Will never know
I won´t Stop

Band

William Sikström - Drum programming/ all instruments/ vocals
Guitar Solo Track 6 = Victor Brannstrom
Rakel Sikström  track 5
Adrain Emilsson-Track 6
Henrik Hansson-- track 7


Ya captó toda nuestra atención en su anterior trabajo publicado en 2015 aunque su estilo quizás era algo más inaccesible que este nuevo lanzamiento donde las melodías se dejan querer desde la primera nota instrumental. Se que la parcela del West no es mi fuerte y tampoco me voy a meter en charcos donde mis conocimientos se limitan solo a algunos discos que tengo guardados como verdaderos tesoros en mi amplia colección. 

El Westcoast es un estilo bastante cercano al Pop convencional con ciertos toques fusión con de otros estilos tan conocidos como el soul, jazz o los ritmos latinos.  Dentro de este estilo uno puede navegar con tranquilidad ya que habitualmente lo que uno encuentra radia calidad. Eso si, muchos amantes del AOR/ Melodic Rock ven como tabú este tipo de sonidos al dejar el sonido de guitarras y teclados muy alejados del protagonismo que en otros estilos poseen.

Aún así, y mira que soy un amante de las guitarras y teclados de los años 80 este disco me ha llegado fácilmente al interior y ha conseguido arrancarme unas cuantas lineas que le dedico desde el máximo respeto a este increíble músico que demuestra a pasos agigantados que se convertirá en un profesor en la materia.



Desde la primera canción hasta el cierre de este corto pero intenso CD uno encuentra reposo, sosiego y paz. Además de una calidad increíble conseguida a través de una muy cuidada producción que permite al oyente disfrutar de todos los instrumentos que intervienen en la elaboración de cada nota. Es increíble lo que uno puede descubrir prestando atención a cada segundo de este lanzamiento.

Uno quizás está mal acostumbrado a escuchar todos los instrumentos mal mezclados en algunos lanzamientos AOR que cuando se para a disfrutar de esta maravilla uno vuelve a hacer las paces con la música y saborea de manera sublime cada nota, cada instante que te ofrece un disco con nueve maravillosos temas.

Que nadie se asuste, tomaros un café mientras vuestra cadena musical hace el resto. Solo necesitáis una actitud positiva para poder llegar a disfrutar de tanta belleza, de tanta calidad. No será tiempo perdido, será un tiempo de reflexión donde podréis encontrar quizás ese momento de paz que en algún momento de nuestro día a día necesitamos.

Agradecer enormemente a William tanta magia transmitida a través de sus 9 temas, por dejarnos disfrutar de cada nota, de ofrecernos esa producción tan cristalina que nos ayuda a disfrutar de todos y cada uno de los instrumentos que hacen crecer y crecer un disco que dará que hablar.

Un disco sublime.

Muy Recomendado
Highly Recommended



Image and video hosting by TinyPic

domingo, 3 de diciembre de 2017

P.A.L. “PRIME” AOR HEAVEN 2018 REVIEW






AOR Heaven 26 Enero 2018
Gener: Melodic Rock

Track list:

1. Heads Or Tails

2. Carry On

3. Hiding Away From Love

4. Double Nature

5. Wildfire

6. What We’ve Could Have Been

7. Nowhere Left To Go

8. River Runs Dry

9. Older And Wiser

10. Leaving This Town

11. One Step Away

Band:

Roger Ljunggren – Guitar
Peter Andersson – Bass
Peo Pettersson – Vocals / Keyboard
Mauritz Petersson – Drums


“A piece of melodicrock destacable and well done”



Como esos anuncios en estas fechas en los que nos abruman con regalos navideños que poder recibir, así me tomo la llegada de nuevos presentes al mail en formato musical que es lo que nos interesa en nuestro caso y de lo que solemos intentar desgranar en el blog de AORLAND.

Hoy se nos presenta un nuevo proyecto entre 3 amigos (Pettersson, Andersson y Ljungrgren) que ya hicieron sus pinitos allá por 1987 y que se reencuentran en la actualidad para grabar este disco en donde Roger se ha encargado de escribir la partitura musical y grabar las guitarras, Peter de tocar el bajo y Peo del tema vocal; amén de contratar a Mauritz Petersson para grabar la batería.

De ellos quizás el más conocido sea Peo que editó un fantástico álbum allá por 1995 que caló hondo en la parroquia melódica pero que no se vio refrendado en su último trabajo editado el año pasado.

Nos disponemos a ponernos nuestro desayuno mediterráneo para comenzar a degustar “Heads or tails” que marca el comienzo de esta aventura musical en donde la batería me sacude de inicio al igual que esa guitarra que lleva el peso del tema jugando con esa voz característica del terreno melódico que dulce y clara nos suaviza el paladar y evita esa carraspera mañanera tan habitual. Fantástico inicio con un tema que vocalmente es estupendo con una modulación a su antojo y unos arreglos muy buenos, unido a una impecable instrumentación hace que el inicio de la mañana no pueda ser mejor.

Pero llega “Carry on” y un trozo de tostada se me desliza por el lado que no es y comienzo a toser. Esto no es lo que esperaba tras ese inicio y es que es un tema directo en donde no ha lugar florituras. Es casi como una declaración de intenciones que da un general a su ejército antes de iniciar una cruenta batalla en donde sólo ha lugar a asentimientos y ningún reproche. Le falta algo de “pomposidad” para mi gusto ya que la dirección que han marcado era otra y hemos llegado a un ceda el paso que nos ha hecho frenar nuestra marcha.

Y Def Leppard hace su acto de presencia en el inicio y en ciertas partes de “Hiding away from love” rememorando que tiempos pasados siempre fueron mejores y son base de inspiración para las nuevas bandas. Con coros perfectamente perpetrados y ejecutados y una base instrumental, de nuevo, muy elaborada hace que confluyan para lograr un tema destacado por lo menos en mi particular biblioteca musical.

“Double trouble” es la siguiente del listado en donde la vena melancólica aparece para disponernos a sentarnos y degustar un buen zumo natural hecho con las mejores naranjas de nuestro país al que añadimos un par de cucharadas de azúcar que dulcifiquen nuestro paladar y abran nuestros sentidos a poder disfrutar de este medio tiempo que sube de nivel a la altura del estribillo aunque con la tara de los coros que aquí no me hacen entusiasmarme ya que no cuadra la entonación que ofrecen.

En su polo opuesto está “Wildfire” en donde los coros están a un nivel superlativo y con esa voz a lo Stan Bush hace que destaque sobremanera además de lograr que la canción presente un empaque encantador y la energía necesaria y requerida en su justa medida. Quizás de los más destacados hasta el momento.

“What we´ve could have been” es la balada resultona de cada disco que sin aportar nada más queda bien y logra dar ese efecto romántico al conjunto para deleite, nuevamente, de la parroquia más sensible a los que van dirigidos esta clase de temas.

Regresamos a la senda anterior con “Nowhere left to go” en la que noto una pequeña pérdida de profundidad en la instrumentación (sobre todo en la batería), quizás sea más sensación mía que la realidad, aunque paliada por esa gran guitarra dando clase a cada nota y con esos descomunales coros que esta vez pasan de sombrear a la voz para darle réplica y así terminar por introducirse de todo en el tema para poder gozar a lo grande. Otro de los grandes temas.

Y si queréis ver retazos de épocas anteriores no dejéis pasar “River runs dry” que tiene esa esencia a prendas sacadas del armario con olor a naftalina que impregnan todo su tejido y producen esa sensación agridulce a nuestro olfato. Un tema muy bien desarrollado pero le falta un punch con el que llegar a destacar y poner ese punto sobre la í que estábamos buscando.

“Older and wiser” es un tema algo escabroso y me explico, desde su comienzo instrumental a lo Maiden (sin coros eso sí) no me ha acabado de cuajar por más vueltas que le daba y ello hace que por más que iba tirando del hilo no encontraba el fin al que pretendían que llegara y ello me ha hecho desistir y dar el tema por finalizado para mí sin sacarle nada en claro y menos de provecho por lo que figura entre mis denostados.

Seguimos con “Leaving this town” que es más agradable de escuchar y algo más decente que la anterior, pudiendo sacar más cosas en claro y positivas lo cual marca una mejor tendencia y eso que la voz sube tonos respecto al resto del disco pero lo hace sin ser estridente ni irse de tono por lo que es otra faceta a destacar del disco, la plurivalencia de sus artistas.

El cierre lo marca “One step away” con lo que van a lo seguro en un medio tiempo encantador que sin arriesgar es de la vieja escuela y ello supone que siempre va a gustar a cualquiera de los que nos preciamos de intentar escuchar buena música, melódica y que aporte algo a nuestras insignificantes vidas.

En resumen, un disco que sin aportar nada nuevo al panorama musical (y van ya…) sí que por lo menos se deja escuchar y es de una calidad inexorable así que de vosotros depende que pase al mayor de los ostracismos o forme parte de vuestra colección como seguramente hará en la mía.


Hightly recommended.
Autor: Manuel García

Image and video hosting by TinyPic