lunes, 19 de junio de 2017

ALL 4 1 “THE WORLD´S BEST HOPE” FRONTIERS 2017 REVIEW



Frontiers Music s.r.l. 7 July 2017

Tracklist:

1. After The Rain
2. Cyanide
3. Down Life’s Page
4. Mother Don’t Cry
5. Show Me The Way
6. Walk Alone
7. Don’t Surrender (To Love)
8. Hero In Your Life
9. Never Back Down Again
10. Who Knows
11. The World’s Best Hope

Band:

Terry Brock: voces principales
Robert Berry: bajo, voz
Gary Pihl: guitarras 
Matt Starr: batería


"Sugestive album with two of the best voices inside melodic´s metal vocalists"



Vaya papelón que me ha tocado cuando han delegado en mí el hacer la reseña de un disco muy esperado entre la parroquia de los seguidores más acérrimos del AOR. Y es que juntar a las voces a dos grandes genios como son Terry Brock (Strangeways, Giant) y Robert Berry (Alliance) es sinónimo de una calidad a raudales que es muy difícil de igualar y si añadimos a Gary Pihl (Boston, Alliance) a la guitarra ya tenemos un combo brutal, aunque ya comienzan con una desventaja y es que se les va a exigir mucho más que a los demás ya que han firmado, por separado, discos inolvidables y que han calado muy hondo en nuestra memoria.

No nos demoremos más y demos al play para que su single “After the rain” ilumine nuestra estancia y rompa el silencio con preciosas melodías que nos sobrecojan. Sólo oir los primeros acordes y la sensualidad y calidez de Brock hace que mis recuerdos hacia Strangeways rebroten y dibujen una sonrisa en mi rostro, ello unido a una melodía sencilla pero efectiva y la entrada posterior de Berry para coger el relevo a las voces, hacen que no quepa más de gozo y sólo tenga elogios hacia ambos por hacer que en mi mísero día se abra un haz de claridad que me permita disfrutar de las grandes situaciones y momentos que nos rodean.

Otro de los temas de adelanto es “Cyanide” que aunque baja un poco respecto a la calidad del anterior es un muy buen tema sustentado por el teclado que marca la pauta a seguir y permite el lucimiento vocal de este par de vacas sagradas. Eso sí mi pero es acerca del sonido de batería que queda un poco en segundo plano y sin la nitidez que debiera tener. Supongo que debido al peso que tienen los dos mandamases y que habrán querido destacar por encima del resto.

Y llegamos al primer tema que aún no se había escuchado: “Down life´s page” en donde Berry entona similar a Mr. Catley de Magnum dándole ese aire a cuento narrado mientras estamos sentados en torno a la hoguera en esas noches de invierno dónde el frío cala nuestros huesos y sólo una buena historia acompañada por una gran canción nos hace ver el futuro con otros ojos. Enorme tema con mucha garra y fuerza , demostrando que no hace falta atronar al personal para lograr un buen y efectivo resultado.

Con el título de “Mother don´t cry” ya nos podemos hacer una idea de lo que se nos viene encima. Y es que los temas así están hechos como un buen traje italiano, a medida del dúo vocal para que ambos salgan de la sastrería hechos unos pinceles con el fin de dar el do de pecho y demostrar que hay pocos que les tosan a la hora de dar ese sentimiento a las canciones y dejarse la piel en cada estrofa que sale de su garganta. 

Y llega el tema más “duro” de los escuchados hasta ahora para demostrar que también en esa categoría se defienden de maravilla y es que “Show me the way” muestra el grado de madurez que tienen ya y más tras la experiencia que acumulan a sus espaldas. Aquí dejan al bueno de Pihl que se explaye más allá de lo normal pero sin salirse de madre. Quizás sea de los mejores temas que llevamos hasta ahora o por lo menos de los más ricos en matices ya que sólo hay que fijarse bien los auriculares para escuchar los tonos de la guitarra de fondo y el teclado dando ese hombro al que arrimarse para sentir la plenitud.

Y sin respiro “Walk alone” es otro tema que eleva las revoluciones y nos hace disfrutar de más coros y guitarra en un tema que es muy divertido en su desarrollo jugando quizás con el funky en su base musical pero sin dejar de lado la melodía lo cual es de agradecer porque sale un tema fresco que permite hacer que el disco no entre en una dinámica más suave con el riesgo de anestesiarnos. Es otro de los grandes temas a destacar por mi parte y es que el juego melódico es de destacar.

“Don´t surrender (To love)” es el siguiente en llegar y hacer que vuelva a nuestros corazones esa llama de la que presumen los enamorados y que aflora nuestra pasión y amor hacia la gente que nos rodea y a la cual tanto apreciamos. Una balada que dota de tranquilidad al disco y nos permite disfrutar de la guitarra de Pihl y de la dimensión vocal de estos dos “piezas”.

Y cómo no podía ser de otra manera todos tenemos un “Hero in your life” que nos da fuerza para seguir adelante día a día y lo mejor es refrendarlo con canciones como esta a la que si asociamos a esa persona que tanto idolatramos (mi hija Alejandra en mi caso) nos da una suma que hace que nos comamos el mundo. Y es que este tema para despertarse con la sonrisa que destila mi pequeña me permite afrontar lo que me proponga sin necesidad de vitamina alguna. Fantástico tema que no paras de tararear una y otra vez.

“Never back down again” es nuestra siguiente meta y a fé que nos anima a llegar lo más rápido posible a ella. Tema que podía haber estado incluido en cualquiera de los discos de Brock en solitario porque lleva la misma dinámica de la que hace gala en ellos y en la que su voz adquiere todo el protagonismo con su juego vocal haciendo que las escalas arriba y abajo sea un juego de niños para él.

Y si uno tiene un tema a medida el otro no va a ser menos así que “Who knows” está hecho para deleite de Berry con la misma sensación que el anterior pero barriendo para la otra acera, en este caso acercándose a Alliance.

Cierran con el tema que da título al album: “The world´s best hope” donde la melodía vuelve a escena de una manera especial pero sin acabar de rematar la faena, es cómo si lo tienes todo para hacer que el gratinado salga en su punto pero saques del horno la comida antes de tiempo y no dejes que todos los elementos se mezclen como debieran para dar a tu paladar el placer de deleitarse.

En resumen un disco que tiene temas muy buenos pero hay algunos que bajan el listón general aunque es notable la labor que realizan y que para sí quisieran muchos grupos que sacan nuevo disco. En su debe queda el sonido de batería a lo largo del disco que no me ha terminado de gustar y que no acaban de meter unos estribillos demoledores que me hagan botar una y otra vez.


Muy Recomendado // Highly Recommended
AORLAND SCORE: 88/100

Redactor: Manuel García


Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Gran review. Escucharé con ansias este disco. Strangeways, 3, incluso lo solista de Brock, son parte de mi dieta habitual, así que me alegra saber de antemano que este proyecto rezuma la calidad esperada

    ResponderEliminar