sábado, 22 de abril de 2017

INGLORIOUS “II” Frontiers 2017 Review





Frontiers Music s.r.l. 12 May 2017 


Band:

Nathan James – vocals
Andreas Eriksson – lead guitars
Wil Taylor – guitars
Colin Parkinson – bass guitar
Phil Beaver - drums 


Tracklist:

1.- I don´t need your loving
2.- Taking the blame
3.- Tell me why
4.- Read all about it
5.- Change is coming
6.- Making me pay
7.- Hell or high water
8.- No good for you
9.- I got a feeling
10.- Black magic
11.- Faraway
12.- High class woman

Redactor: Manuel García


Hoy me toca rememorar a las viejas glorias y es que es un estilo que aunque sólo he mamado en su resquicio final ello no es óbice para intentar, desde mi desconocimiento, hacer una crítica de discos que maman de ese estilo setentero y de grandes clásicos como Deep Purple, Led Zeppelin o Bad Company entre otros. Grabado en los Parr Street Studios de Liverpool en un ambiente más acogedor que el primero donde dormían en el propio estudio algunas veces, esperamos que ello se refleje en el larga duración que nos presentan.

Baste decir que en esta banda la lidera Nathan James que cantó en el supergrupo Trans-Siberian Orchesta y que sacó el disco homónimo el año pasado y casi sin tiempo nos presenta un nuevo larga duración. A pesar de ello el disco debut no fue de mi agrado particularmente aunque no me cierro y quiero ver si me confundí en su día o si siguen herrando conmigo y no les acabo de coger el gusto.

Con una portada preciosa y un comienzo atronador abren con “I don´t need your loving” con ese aire setentero zeppeliano, pero esta vez si me engancha ya que destila bastante melodía y es que aunque la voz es muy rasgada y se me hace algo “extraña”; la producción es bastante buena lo que le otorga que pueda disfrutarla como se merece y así intentar sacar cosas positivas que con otros medios sería imposible. Buen tema para comenzar que hace que me intrigue el resto.

“Taking the blame” continúa en la senda marcada por el anterior aunque este presenta un carácter más abrupto y directo lo cual se agradecerá en los conciertos aunque en estudio quizás quede demasiado ruda, es cómo una patada en la entrepierna que en principio te duele pero luego se te va pasando. Pues aquí el símil me viene al pelo porque es muy directa pero luego el efecto se te pasa y ni te acuerdas de lo que has escuchado. Es lo que tiene que los temas no lleguen a los cuatro minutos de duración que cuando te quieres dar cuenta se han acabado.

Pero no debéis dejar pasar en cambio “Tell me why” dónde destapan el tarro de las esencias para darnos un tema que con reminiscencias en el sonido a antaño se sacan de la manga un puente y un estribillo de campeonato dónde Nathan se luce y modula la voz de una manera perfecta sin salirse de nota en ningún momento lo cual demuestra que no es un novato en ésto y me intriga más aún el resto del album porque ya he descubierto que pueden hacerlo francamente bien.

Fantástico inicio rozando el progresivo con “Read all about it” donde las guitarras cabalgan a su antojo durante el tema para dotar al tema de una fiereza pero comedida aunque la única pega es no haberla rematado con un estribillo de categoría porque está fenomenalmente estructurada para regocijo del personal. Dadle una escucha porque merece mucho la pena.

Otra descarga de adrenalina supone “Change is coming” donde sacan toda su artillería en un tema que es ideal para desperezarse por la mañana con energía y potencia. Con melodía a raudales y un cierre de estribillo fenomenal nos muestran toda la elegancia que destilan.

Creo que estaba confundido con esta gente porque la verdad el disco me está gustando mucho y tengo necesidad de seguir escuchando más para lo cual doy al play de modo que comience “Making me pay” que me hace bajar de las nubes en un tema muy zeppeliano pero carente de la melodía que deseo escuchar. No desisto porque sé que tienen buenos temas y quiero descubrir más aunque tenga que rebuscar hasta el final del disco. Tema para lucimiento de Nathan.

“Hell or high water” se adentra por terrenos algo psicodélicos aunque resurge con un estribillo bueno pero hay que estar un poco “puesto” para poder cogerle la onda e intentar pillarle por donde discurre ya que es un cúmulo de ideas abstractas que los entendidos sabrán valorar como sucede con los que se acercan a ARCO aunque yo no sea capaz más que de ver basura puesta en púlpitos.

El comienzo de “No good for you” ya me implica que es otra cosa bien distinta y es que las guitarras compenetradas con el tema ya me dicen cosas positivas y me invitan a entrar en el tema de un modo menos temeroso para poder empezar a visionar el contenido sin distraerme en cosas superfluas. Es un tema de agradable escucha sin más pretensiones pero que se puede disfrutar.

Como bien indica el título “I got a feeling” y precisamente me da que se está cumpliendo lo que me temía porque llevo unos cuantos temas en dónde he perdido el “feeling” precisamente y me abstraigo ya que no me están llamando la atención más que por el buen hacer de las guitarras que es lo único que saco en claro de todo.

“Black magic” es otro de los temas de añadido que no hace más que seguir la dinámica mostrada hasta ahora. Ideal para los que disfruten con este estilo pero se me está haciendo un pelín cansino el disco al final.

Vamos llegando al final con “Faraway” un tema que comienza en acústico para luego electrificarse un poco. Quizás es otro de los pocos destacables pero he llegado un poco saturado, como he dicho, al final del disco y puede que no lo disfrute como debiera.

Cierran con “High class woman” en donde vuelve a lucir la clase, a buenas horas que diría aquel, pero por lo menos acaban en lo alto que es cómo debe ser. Creo que tienen maneras pero se anclan en estructuras un poco imposibles de asimilar que enrevesan los temas y no los dotan de claridad suficiente.
En resumen un disco que gustará a los que lo hizo el primero pero que a los que no nos acaba de ir del todo no está mal para escuchar un rato y sacar varios temas decentes pero poco más ya que se hace largo (eso a pesar de que casi todos los temas no pasan de los 4 minutos).


Recomendable // Recommended
AORLAND Score: 65/100


Image and video hosting by TinyPic

SNAKECHARMER “SECOND SKIN” Frontiers 2017 Review




Frontiers Music s.r.l. 12 May 2017
Genre: Hard Rock 


Band:

Chris Ousey - vocals
Laurie Wisefield - guitar
Simon McBride - guitar
Adam Wakeman - keyboards
Neil Murray - bass
Harry James – drums 


Tracklist:

1 - Sounds Like A Plan
2 - That Kind Of Love
3 - Are You Ready To Fly
4 - Follow Me Under
5 - I'll Take You As You Are
6 - Hell Of A Way To Live
7 - Fade Away
8 - Dress It Up
9 - Punching Above My Weight
10 - Forgive & Forget
11 - Where Do We Go From Here

Redactor: Manuel García


De nuevo regresa un grupazo formado en 2011 por los ex-Whitesnake, Mickey Moody y Neil Murray que en 2013 nos dejaron un disco de categoría sublime y que supuso su debut en este circo musical, dejando a la gente entusiasmada y con ganas de más. Y es que el estilo hard mezclado con blues goza de un público bastante amplio que lo ha mamado desde jovencito y que les hace rememorar la época dorada de este panorama musical.

No me esperaba un disco tan pronto y más cuando sus miembros están metidos en tantos fregados que no se de dónde sacan tiempo para poder compactar los temas y dotarlos de la frescura necesaria (sé que ya la mayoría de los grupos ni se reúnen sino que gracias a internet se envían las partes y luego se mezclan pero muchas veces suena muy frío todo) para ofrecer un producto de calidad. Aún así estamos de enhorabuena de que lo hayan logrado y nos disponemos a deleitarnos con él.

Abrimos boca con “Sounds like a plan” y esos aires añejos que tanto nos hacen rememorar las buenas épocas de antaño y con la particular voz de Mr. Ousey que a mi me encanta en todo lo que hace ya que se deja el alma y parece que algo de voz en cada proyecto que realiza. Esos teclados y guitarras invaden todo el espacio natural y sólo dejan que se deslice serpenteando por los resquicios que quedan la voz de Ousey y nos de esa picadura letal que nos hace levantarnos de la silla y ponernos a intentar hacernos pasar por alguno de los miembros de la banda aunque sea de modo ficticio. Enorme tema para abrir boca.

El single “That kind of love” es el acompañamiento al primer plato que hemos degustado y aunque sigue en la misma senda se produce una estructura más melódica que a lo largo del tema nos va absorbiendo y cuaja en nuestro interior para dejar ese regustillo final a modo de estribillo que acaricia nuestro paladar y nos produce un revoltijo de sensaciones tan placenteras como indescriptibles. Si con este tema no notas esa pasión es mejor que abandones el barco porque no va a ser tu disco, pero para el resto os recomiendo que sigáis con nosotros en el trayecto porque vais a poder disfrutar de un viaje muy agradable.

Ese aire purpleiano abre “Are you ready to fly” con una entonación de Ousey que juega con nosotros al gato y al ratón, ofreciéndonos unos cambios de entonación que hace que cuando pensamos que va a llegar el estribillo nos lo oculte y cuando ya creemos que no viene nos lo pone a la altura de la boca para que lo probemos pero al abrirla nos lo vuelve a quitar. Y ojito al sólo de guitarra, sencillamente espectacular y al acabado vocal. Qué regocijo.

Con “Follow me under” el tempo se suaviza un poco dando un tema algo más “predecible” pero que rebosa calidad por los cuatro costados y que hace que en su sencillez radique su verdadera virtud y es que hacer que un tema tan tranquilo sea capaz de atraparte sólo pueden conseguirlo aquella gente con muchas tablas que como buenos alquimistas nos ofrecen oro a partir de cualquier baratija.

Llega el momento pausa que en todo buen disco aparece antes y después y aquí se hace llamar “I´ll take you as you are” para lucimiento del gran Ousey dejando a su antojo la parte fundamental de la canción y permitiendo que haga diabluras con su voz, tan pronto estás en el campo disfrutando de un precioso paisaje como te deposita en medio de un incendio sin saber cómo has llegado allí. Es un auténtico artista de la vieja escuela que maneja como quiere los tiempos. Ojo también al sólo que se marcan aquí, descomunal.

“Hell of a way to live” es quizás el tema que se hace más “pesado” en su desarrollo e interpretación. Con ello no quiero decir que sea malo pero es más indigesto que los anteriores ya que se enrevesa un poco y hace que la comida no transite como los anteriores paladeándola como se debe sino que se forma una bola que precisa deglutir poco a poco y en varias veces para que no se nos atragante.

Pasamos el ecuador del disco con la balada “Fade away”, preciosa e ideal para cualquier película dramática que se guste de contar con una música de éste calibre. Sabéis que no soy muy de baladas pero con esta gente hay que sentarse con la copa y puro y ponerse a disfrutarla.

Con “Dress it up” las revoluciones vuelven a subir para dotar al tema de ese tonillo característico pero con coros que aquí se notan más y desembocan en un tema directo que hace las delicias de nuestros oídos y permite saborearse con un placer inmenso como esos vinos que han sabido madurar a la perfección y que se deslizan por nuestros paladares permitiendo que las papilas gustativas se empapen de ellos y transmitan una explosión de sensaciones a través nuestras sinapsis nerviosas.

“Punching above my weight” es la siguiente muesca en el revolver y menudo tema más fiestero y divertido que nos ofrecen, otro más para deleite del personal y disfrute del buen gusto que muestran todos estos figuras. Otro de los destacables y que va a sonar muchas veces en los reproductores de mucha gente porque engancha a la primera y no se te quita de la cabeza.

Llegamos a “Forgive & forget” y así al tema más blues del disco dónde se dejan los lucimientos personales para dar un tema más íntimo que sonará en los clubes que se precian de poner este tipo de música.

Cierran con “Where do we go from here” comienza como un tema relajado pero poco a poco va cogiendo velocidad para terminar dando un tema que transcurre entre dos aguas, el de la calma y el de la bravura comedida. Ideal para zanjar este larga duración.

En resumen un disco para paladares que ya han degustado música en abundancia y no apto para aquellos jovenzuelos que aún están aprendiendo lo que es saborear y disfrutar un buen disco. Calidad en abundancia lo que repercute en las composiciones aunque se que a algunos se les va a hacer un poco repetitivo pero es de los que hay que escuchar tranquilo y apreciando lo que está oyendo.


Muy recomendable // Highly Recommended
AORLAND Score : 92/100






Image and video hosting by TinyPic

viernes, 21 de abril de 2017

Lars Eric Mattsson´s Vision - Lion Music Reissue 2017



Released MAY 04  2017  ( Original released 1992)
Genre: AOR / Melodic Rock

Track list

• I'm Your Fool
• Making Love in a Dream
• Sail Away
• All Over Now
• Try One More Time
• Round & Round
• Never Set me Free
• Thin Line
• Remember This Night
• Strangers in the Night
•  Don't Go
• Waiting for the Rain
• How Long

Band
Lars Eric Mattsson - Guitars, keyboards,
Tony Mattsson - Drums
Conny Lind - Vocals
Micke Ahlskog - Bass
Backing vocals - Randolph Reymers and Jampa Jansson


This reissue is dedicated to Micke Ahlskog R.I.P. March 31 1963 - April 3 2017



Han pasado 25 años desde que se publicase este fantástico disco con un sonido tan característico de aquella época. Es más, tiene un sonido mas ochentero que de la época en la que se publicó finalmente. Finales de 1992.  Uno cuando escucha este tipo de discos, añora ciertos sonidos que aunque estando producidos de manera poco brillante transmite toda la magia que ser vivieron en aquellos años. 

No tiene mal sonido pero le falta producción. Tiene el encanto del sonido añejo AOR que tanto nos gustaba escuchar de los grupos nórdicos como Talk of the Town pero con un sonido final menos trabajado. Aún así merece mucho la pena darle una escucha al disco porque te transporta a un periodo de tiempo añorado por muchos.

Cabe destacar el increíble trabajo que realiza Lars a las guitarras desde el primer trabajo y la gran voz de Conny que inicialmente no iba a ser su vocalista pero Bjorn Lodin no terminó de grabar el disco por problemas con su agenda de trabajo.



Es un disco fácil de escuchar y muy disfrutable tanto por la atmósfera de sus temas como por el increíble sonido de guitarras. Si te gustan los primeros trabajos de Treat, Bad Habit o Talk of the Town te gustarán,

Hay que agradecer estas reediciones ya que nos recuerdan que el AOR tiene un increíble pasado entre los años 80 y 90 donde más éxitos cosechó tanto en Europa como en América.  Aunque no goce de la producción que quizás merezca un disco de esta calidad cuanta con los alicientes suficientes para disfrutar de unas grandes melodías.

Estar atentos a esta re-edición para no perderos una joya difícil de conseguir hoy en día. Entiendo que saldrán muy pocas copias. Además, estará disponible en las plataformas digitales habituales.


Recomendado // Recommended
AORLAND Score: 85/100


Image and video hosting by TinyPic

jueves, 20 de abril de 2017

HAREM SCAREM -"United " - Frontiers 2017 Review



Release: 12 May 2017
Genre: Melodic Rock

Tracks

01 United
02 Here Today Gone Tomorrow
03 Gravity
04 Sinking Ship
05 One Of Life's Mysteries
06 No Regrets
07 Bite The Bullet
08 Things I Know
09 The Sky Is Falling
10 Heaven And Earth
11 Indestructible


HAREM SCAREM

Harry Hess lead vocals, guitar
Pete Lesperance lead guitar, 
Stan Miczek bass guitar,
Darren Smith background vocals, 
Creighton Doane drums.


Hablar de Harem Scarem es hacerlo de una banda que ha marcado a toda una gerneración entre los que yo me incluyo. Allá por 1991 hacían su aparición esta banda canadiense para publicar un primer disco ya forma parte de la historia del AOR/ Melodic Rock. Si su primer disco es considerada una obra codiciada por todo buen coleccionista no menos impactante fue su segundo trabajo titulado Mood Swings ( 1993).  Un trabajo muy alejado musicalmente del sonido ofrecido en su primer trabajo pero que para muchos es considerado como uno de los mejores discos de la historia del Melodic Rock. A partir de este momento entramos en una montaña rusa de publicaciones donde bajo mi punto de vista no perdieron calidad musical sino que fueron explorando nuevos sonidos para acomodarse en lo que ofrecen ahora mismo.No es mejor ni peor, es simplemente una evolución natural de su sonido y donde entiendo se sienten más cómodos.

Claro está que han perdido parte de su base de fans de los primeros años pero estoy convencido de que han ganado otro buen puñado de ellos con el paso del tiempo. Harem Scarem se han ganado el respeto de todos sus seguidores y de la crítica en general de los medios. Con mayor o menor acierto han ido publicando discos donde han intentado contentar a todos sus fans mezclando sonidos que quizás han restado credibilidad a sus publicaciones. En todos ellos la calidad está presente en todos sus temas lo que sucede es que no todos esperamos escuchar lo mismo. A todo el mundo nos gusta evolucionar pero no sé hasta que punto Harem Scarem se pasaron de frenada en algún momento.

Siendo sincero, sus últimos discos han pasado por mis manos sin pena ni gloria. No dejan de ser un buen puñado de temas muy bien construidos con buen sonido pero bajo mi punto de vista sin alma. Han perdido frescura con el paso del tiempo y lo que es peor, ya no me sorprenden.

En este nuevo disco ofrecen más de lo mismo (digo de los últimos lanzamientos). Tenemos un mix de temas increibles con grandes estribillos y otros en cambio que te dejan frio frio. Son ellos, no han variado su rumbo y para nada van a volver a lo que fueron porque no les gusta, a ellos les gusta como son ahora, para bien o para mal. Ya con el single adelanto Sinking Ship dicen mucho de este nuevo disco. Ahora bien, uno escucha United y sobre todo Here Today Gone Tomorrow y es normal que se espere algo grande.  Lo que pasa es que luego te ofrecen temas como Gravity y te devuelven a la cruda realidad.



También son expertos en ofrecer esos medios tiempos modernos tan directos como One Of Life's Mysteries donde uno vuelve a disfrutar de las melodías más conocidas de esta gran formación canadiense. Buenos estribillos y una línea muy comercial que sin ser de sus mejores composiciones termina siendo resultona dentro del disco.

Tras este medio tiempo nos volvemos a acelerar con el típico tema cañero y movidito que tanto les gusta incluir en sus últimos discos, hablamos de No Regrets donde la guitarra de Pete vuelve a volar por si sola ofreciendo sus conocidos riffs. Buena composición con un giro en su estribillo que sorprende bastante y que recuerda a alguna composición de su añorado segundo trabajo.

Sorpresa en el  tema Bite The Bullet donde se alejan de su sonido más habitual para ofrecernos algo totalmente diferente. En este tema si me han dejado sin palabras pero para bien. Muy moderna y con un estribillo que me ha gustado mucho. Quizás el tema más moderno pero en una línea nueva para lo que suelen ofrecernos últimamente.

Con Things I Know vuelven al sonido de su disco Weight Of The World  donde intentaron dar un giro hacia el pasado pero sin conseguir el resultado esperado. Buen tema con un estribillo que ya os sonará en cuanto a la estructura utilizada. Siguen manteniendo el tipo hasta el momento.

Ahora llega el sonido más fiestero de los Harem de los últimos años, con el tema The Sky Is Falling dan un giro de tuerca al juego de guitarras que practica Pete y que ya no sorprende para nada. Muy al estilo de su disco Voice Of Reason.  Eso si, con el estribillo lo arreglan para convertirlo en un tema mas que atractivo.

Vuelven al sonido más moderno con Heaven And Earth con otro tema con guitarras entrecortadas y con un estribillo que eleva la nota del tema nuevamente. Interesante de nuevo el giro que dan a cada composición para conseguir que un comienzo algo desconcertante se desemboque en un estribillo como los que hacían en sus comienzos.

Cierran el disco con el tema Indestructible donde vuelven a explotar su lado más modern dentro del estilo que practican pero de nuevo adornado con las melodías que nos han ofrecido a lo largo de este disco. No es tan impactante como sus otras composiciones pero para finalizar el disco no está mal. 

Resumiendo, han vuelto con otro muy buen disco. Siguen siendo los reyes en su estilo y como son únicos se les adora. Claro que tendrán detractores como todas las bandas pero son fieles a una idea de grupo y van a muerte. Creen en lo que hacen y disfrutan con lo que publican. Lo que el mundo piense u opine creo que les da bastante igual. Disfrutemos de sus composiciones y de su nuevo disco. 

Un disco que repasa los últimos lanzamientos con algún que otro guiño a su época dorada.  No debería pasar desapercibido y recibirá muy buenas críticas, de eso estoy convencido.

Muy Recomendado // Highly Recommended
AORLAND Score: 90/100





Image and video hosting by TinyPic

PHASE II PHASE " FACE IT " THE FISH FACTORY" 2017 REVIEW




Release: April // May
Genre: AOR / Melodic Rock

Track list

01-Running Out
02-Feel the Heat
03-Greed
04-Future
05-Madness
06-Heaven and Hell
07-Where Do We Go
08-Open Your Eyes
09-Will You Remember Me
10-Oh Lord
11-The Sign
12-How Do I Feel

Band

Zalo Lopez, lead vocal & guitars
Alfredo Clemente, guitar & vocal
Jorge Gomez, Keyboards
Stelian Cotet, drums
Jose L. Gallera, bass & vocal

Estamos de enhorabuena. Si nos paramos a pensar en la calidad que últimamente ofrecen las formaciones nacionales en cuanto al Melodic Rock se referiere debemos de estar muy felices de lo que se nos ofrece con unos medios limitados.

Si hace unas semanas hablábamos del regreso de La Fase o del nuevo trabajo de Xtasy ahora nos toca disfrutar de este segundo trabajo de Phase II Phase. Tengo que reconoceros que cuando en su momento escuché su primer disco, no me dijeron nada, sobre todo a nivel vocal ya que no me transmitía nada y quizás pasé por alto un buen lanzamiento. En esta ocasión, deteniéndome mucho más tiempo para escuchar esta nueva entrega he disfrutado mucho de su escucha.

Con un sonido cristalino donde los teclados suenan de maravilla y donde las guitarras ofrecen momentos verdaderamente sublimes uno va disfrutando de cada uno de las composiciones que nos entregan en su nuevo lanzamiento.  

Los cuatro  primeros temas son sencillamente demoledores destacando sobre todo maravillas como 
Feel the Heat, Greed  ( una de mis preferidas ) o la comercial Future.  Son canciones que nada tienen que envidiar a lanzamientos internacionales y que gracias a la sencillez de sus melodías entran a la primera y hacen disfrutar desde sus primeras notas.



Me ha llamado poderosamente la atención el sonido tan cuidado que ofrecen ya que tiene un sonido ochentero total que os recordará esos discos de antaño donde uno disfrutaba de todos los temas tanto por su calidad como por sus melodías. En cierta manera me ha recordado al fantástico disco de los mayorquines Golden Farm.  En temas como Madness la voz de Zalo Lopez, hace recordar mucho al tono del vocalista de Axxis. Un tema más rockero pero que posee un gancho más que suficiente para destacar sin duda alguna. Algo parecido sucede con Heaven and Hell con unas guitarras mucho más contundentes pero sin descuidar el buen hacer de su teclista Jorge Gomez,.

La magia no cesa ya que nos encontramos con Where Do We Go un tema a lo Zinatra total con un trabajo instrumental increíble y con unos coros sobresalientes. Otro de los temas estrellas de este nuevo trabajo.  Y que decir de Open Your Eyes donde bajan ligeramente las revoluciones para regalarnos un medio tiempo con otro gran estribllo y unas poderosas melodías. 

Con tanta calidad como os he descrito en mis anteriores lineas, uno cree haber escuchado todo lo bueno de este nuevo disco pero volvemos a equivocarnos. Will You Remember Me colma todas nuestras ansias de escuchar otro gran tema de Melodic Rock con una estructura increible que asombrará a propios y extraños.

El disco lo cierran con temas tan notables como The Sign y How Do I Feel , dos trallazos con mayúsculas que no solo ayudan a elevar el nivel del disco sino que consiguen que el oyente vuelva a retroceder al principio de este lanzamiento para volver a disfrutar de todos y cada uno de los temas que nos han regalado para esta ocasión.

Siento que con su debut no estuve atento al talento y potencial que esta formación procesaba, a partir de este momento han captado toda mi atención y mi admiración por regalarnos unas melodías de muy altos vuelos. Mi más sincera enhorabuena a un grupo que ha crecido de manera espectacular durante estos últimos años.

Discos como el que nos presentan Phase II Phase nos recuerdan la enorme calidad que nuestras bandas atesoran. Sólo nos queda reconocerles su enorme trabajo y profesionalidad por haber sido capaces de crear esta joya y apoyarles de todas las formas posibles.  Compra obligada. 

Muy Recomendado // Highly Recommended
AORLAND Score: 92/100





Image and video hosting by TinyPic

viernes, 7 de abril de 2017

Mean Streak - Blind Faith - ROAR Rock Of Angels Records 2017 Review






Rock‘N‘Growl Promotion 2 of June 2017


Tracklist:

1. Blood Red Sky
2. Animal In Me
3. Retaliation Call
4. Settle The Score
5. Tear Down The Walls
6. Tears Of The Blind
7. Love Is A Killer
8. Come Undone
9. Fire At Will
10. Caught In The Crossfire
11. Gunnerside

Band:

Peter Andersson – Bass and background Vocals (ex Axia)
Andy LaGuerin – Lead Vocals and Guitars
Thomas “PLEC” Johansson – Guitars (Torchbearer, Unmoored)
Jonas Källsbäck – Drums and Background vocals (The Night Flight Orchestra, ex Axia)

Redactor: Manuel García



Cuarto álbum el que nos ofrece esta banda sueca formada en el año 2008 por Peter Andersson y que practican, como ellos afirman, un metal clásico de la vieja escuela y todo ello contando esta vez con la colaboración del gran Max Norman (Ozzy Osbourne, Megadeth, Lynch Mob, Y&T).

Portada preciosa que es la realidad que acucia en estos días a nuestra sociedad carente de valores por doquier y dónde brilla más el meterse con todos más que mirarse el ombligo propio.

Comencemos a desgranar este trabajo con “Blood red sky” en una onda a lo Helloween pero bajada de revoluciones nos intentan acomodar en un estilo clasista con un tema que en su época quedaba de lujo pero que ahora nos rememora esa época pero poco más que aportar. Bien sin fisuras pero a la vez sin frescura alguna.

A continuación “Animal in me” ya me parece otra cosa desde esa intro con unos teclados que hace que nos remanguemos las vestiduras y nos preparemos a escuchar algo distinto pero es sólo un espejismo porque continuamos por la misma carretera viendo los mismos clubs con sus letras de neón que nos iluminan cada 20 kilómetros mientras la carretera se nos hace cada vez más y más larga sin llegar a ver un final.

“Retaliation call” endurece el sonido con unas guitarras con riffs potentes pero esa batería machacona a más no poder me acaba cansando y haciendo que empiece a tirar de mi arsenal de Paracetamol. Canción que me recuerda a mis queridos Maiden en el desarrollo y a veces en la entonación vocal. Quizás lo más destacado hasta ahora de este trabajo lo cual no habla muy en su favor porque ya van tres temas y poco estoy sacando en claro, casi me dan ganas de ir a tender la lavadora que acaba de sonar a ver si se me aclaran las pocas ideas que me están aportando.

Seguimos con “Settle the score” y parece que empiezo a iluminarme. Con un sonido algo pesado pero por fin dan muestra de matices de ideas que se reflejan a lo largo del tema y profundizan un poco al introducir ciertos pasajes de guitarra y “movimientos” inesperados que dan algo de garra al tema y permite que indague en ciertos aspectos más técnicos y no escuchar un tema como los anteriores haciendo que mi cerebro se desactive en el primer minuto.

Venga que la luz continúa guiándome con “Tear down the walls” o por lo menos los temas se me hacen más nítidos con estructuras y sonidos de la vieja escuela aunque sin ofrecer nada nuevo pero siempre es agradable volver a los orígenes y rememorar esos tiempos pasados donde la música era más directa sin tantos acompañamientos.



Pero he aquí que casi en la mitad del disco está la sorpresa en forma de un gran tema como “Tears of a blind” donde fluye la vena melódica y Peter adopta unos registros más que interesantes a la par que PLEC deja rienda suelta a la guitarra y permite que las notas se deslicen como la mantequilla en el cuchillo. De los mejores temas del disco.

Volvemos al desierto con “Love is a killer” con un tema más “spédico” y anabolizado a más no poder que nos vuelve a las andadas del principio de este larga duración donde estaba escuchando temas como el que ve deslizarse las gotas sobre el cristal en un día de lluvia una tras otra sin prestarles la más mínima atención ya que no desatan su curiosidad.

“Come undone” es otra vuelta más a esta montaña rusa con otro de los mejores temas en donde la velocidad se sacrifica algo en pos de melodía y mejores registros vocales a mi parecer con coros que destacan más en la estructura y composición. Creo que si esta hubiese sido la senda del disco hubiera llamado muchísimo más la atención de lo que al final va a hacer. Tema intrigante que hace que le haya dado más vueltas que a ninguno para ver lo interesante que es.

Como bien indica el título “Fire at will” es lo que nos toca. Volvemos a un tema con velocidad descontrolada preparado como los centros de comida rápida dónde entras y sales con un intervalo de 5 minutos, preguntándote luego que si eso que has degustado es comida o no porque no te ha sabido a nada y simplemente ha llenado ese momento en que ansiabas comer algo. Pues algo así me pasa con estos temas, acaban y porque quería oir algo pero no me “saben” a nada.

Pasamos a “Caugh in a crossfire” y retornamos al buen gusto por las melodías con una bajada en las revoluciones para ofrecer otro tema resultón que palía nuestra sed de grandes momentos placenteros que ansiábamos cuendo empezamos su escucha.

Y llegamos a “Gunnerside” y con ello al final del disco por lo menos en la edición europea porque, como sabemos, nuestros queridos amigos japoneses tendrán el placer de disfrutar de un tema extra como viene siendo tónica habitual. Otro tema helloween total para completar el conjunto de temas iguales a lo largo del disco.

En resumen un disco que no va a aportar nada nuevo pero que se deja escuchar aunque pasará sin pena ni gloria de no ser por esos 2 ó 3 temas que he comentado, muy poco bagaje para mí.


Recomendado // Recommended
AORLAND SCORE: 65/100



Image and video hosting by TinyPic

jueves, 6 de abril de 2017

CRAZY LIXX “RUFF JUSTICE” Frontiers 2017 Review



Frontiers Music s.r.l. 21 April 2017 
Genre: Melodic Rock


Band:

Danny Rexon - voz
Joél Cirera - batería
Jens Sjöholm - bajo
Chrisse Olsson - guitarra
Jens Lundgren - guitarra

Tracklist:

1.- Wild child
2.- XIII
3.- Walk the wire
4.- Shot with a needle of love
5.- Killer
6.- Hunter of the heart
7.- Snakes in paradise
8.- If It´s love
9.- Kiss of Judas
10.- Live before I die

Redactor: Manuel García

Regresan tras un parón de algunos años (7 concretamente desde “New religión”) con su quinto disco que se dice pronto y es que aunque demostraban maneras en sus inicios se quedaron un poco rezagados frente a otras bandas que salieron a la par. Nueva formación con la incorporación de Danny Rexon y Chris Laney
Con todo lo dicho anteriormente nos disponemos a oir “Wild child” donde la contundencia asola por todos lados, tema directo con reminiscencias a los 80 en coros y melodía, bien ejecutado y directo sin fisuras. Muy eficaz para abrir el disco y perfecto para presentarnos a las nuevas incorporaciones.

Llega “XIII” y con él se destapa el tarro de las esencias ya que con unos coros muy leparianos y una envuelta a peli de terror con esos teclados tétricos nos van introduciendo en terrenos que nos encanta pisar y dónde hay que quitarse las zapatillas para poder sentir en frescor en las plantas de nuestros pies y ese hormigueo recorriendo nuestra epidermis. Es la primera de las dos canciones que se van a incluir en el videojuego "Friday The 13th: The game".

Continuamos con una brutalidad de tema y cada vez los coros son más semejantes a los maestros “Def Leppard” de los que muchos grupos han mamado y así ocurre en “Walk the wire” donde su protuberancia inunda el tema por todas partes y dan un medio tiempo de fácil disfrute y que agrada a nuestros tímpanos, dejándonos llevar sin mucho esfuerzo al lugar que pretenden.

“Shot with a needle of love” es un tema más guitarrero que los anteriores y aunque sigue siendo melódico se me escapa un poco del conjunto global y no me llena tanto como los anteriores en gran medida porque el desarrollo lo veo un poco simplón y exento de la garra y los arreglos anteriores aunque, eso sí, el sólo de guitarra es muy bueno.

Con ese aire semiacústico se inicia “Killer” y cual ladrón entra en nuestra casa, la luz de su linterna va iluminando los espacios lúgubres a la par que su corazón bombea al ritmo de la batería sangre desenfrenadamente mientras sus nervios están a flor de piel so pena de ser descubierto. Es un tema con halo de misterio hasta llegar a un estribillo que hace la luz y pone a cada uno en su sitio. Me ha resultado interesante.

Ahora ya sí los reconozco con “Hunter of the heart” dónde vuelven por sus fueros con su estilo desenfrenado y cuyo inicio me recuerda a Quiet Riot con uno de sus famosos éxitos. Tema para no parar de moverse en la pista y que va a caer fijo en alguno de los conciertos de los que esperamos ser partícipes este año porque diversión van a dar a raudales cómo suelen hacer siempre.

Con “Snakes in Paradise” retornamos a un estilo dónde prima la melodía y más y más coros por todos lados dotando al tema de una estructura muy dulcificada para lo que ellos hacen pero genial para todo buen amante de una onda más pausada y, a ratos, demasiado azucarada y melosa.

Cómo no podía ser de otra manera con el título que nos toca: “If It´s love” llega el momento de sacar los mecheros al aire y dejar que sus llamas iluminen el cielo y los enamorados le muestren cuanto aman a sus respectivas y dejen aflorar sus sentimientos más reprimidos y moñerías así.

Menos mal que llega “Kiss of Judas” para subir algo las revoluciones pero sin hacer que el motor muestre toda su potencia sino permitiendo que la marcha sea menos sufrida para el coche sin sobresaltos ni forzando sobremanera. Un tema para dejarse llevar respecto a la dinámica del disco pero que muestra ya ciertos síntomas de ser un poco más de lo mismo lo que les penaliza.

Cierran con el segundo tema del videojuego al que nos referíamos antes. “Live before I die” es el encargado de clausurar este larga duración aunque poco miedo da este tema para incluirlo en el videojuego ya que parece más bien un tema hecho para el final de alguna película con final feliz.

En resumen un disco que aunque muestra buenas maneras no nos hace levantarnos de nuestro sillón confortable para agitar las palmas de nuestras manos y aplaudir ante lo que acabamos de escuchar. Aún así un disco muy correcto y que está bastante bien y agradable en la escucha.


Muy recomendable// Highly Recommended
AORLAND Score: 85/100
            

Image and video hosting by TinyPic

Stormburst – Raised On Rock - AOR HEAVEN 2017 REVIEW



OUT: 24/05/2017
Genre: Melodic Rock

Tracklist: 

1.Show me the way,
2.Say you will
3.Under the Gun
4.Show me a sign
5.Touched by love
6.Give me
7.Raised on Rock
8.Chains of darkness
9.Never too late
10.Lay your love on me
11.All I want is you
12.Lost and blue
13. Restless hearts
14. I’m going down

BAND

Lars-Åke ”Plåtis” Nilsson - Vocals 
Thomas Hansson - Guitar 
Kent Jansson - Bass 
Peter ”Zeke” Ytterberg - Drums 
Peter Östling - Keyboards  


Menuda sorpresa nos hemos llevado con este trabajo que publicará AOR Heaven en el mes de mayo y que últimamente no para de ofrecernos lanzamientos que nos transmiten muy buenas sensaciones. Solo hay que escuchar el primer tema del disco titulado Show me the way para darnos cuenta que nos encontramos ante un disco donde los teclados van a jugar un papel determinante en el desarrollo del mismo y donde los coros resaltan aún más si cabe las melodías ofrecidas en cada composición.

Lanzamientos como el que os presentamos nos transportan a los años donde Treat o Bad Habit ofrecían discos fuera de serie.  Discos con melodías, con teclados con excelentes melodías y con un sonido más que aceptable que nos permiten disfrutar de 14 temas de puro melodic Rock.


Para despistar un poco al personal, escuchando Under the Gun uno podría llegar a pensar que está oyendo a los mismísimos Scorpions por la similitud vocal que presenta Lars con respecto al idolatrado Claus.

Pero no os preocupéis que volvemos a la senda de la melodía rápidamente con Show me a sign y sobre todo con la balada. Touched by love.  Dos temas que vuelven a demostrar, aún estando un escalón por debajo de sus dos primeros temas de este disco, de lo que son capaces de componer esta formación.

La segunda parte del disco si es cierto que baja un poco es listón ya que se centra algo más en el hard rock con menos toques melódicos aunque intentan recuperar parte del terreno perdido nunca consiguen llegar al nivel ofrecido en su primera parte. Quizás hasta que no llegamos  a All I want is you no volvemos a disfrutar de esas melodías que tanto nos hacen disfrutar. Otra joya escondida dentro de este disco que esperamos no caiga en el olvido.

Todo sigue su curso con Lost and blue ya que continúan ofreciendo su lado más melódico por lo que estamos de enhorabuena.  No es tan demoledor como sus anteriores composiciones pero se deja escuchar y sobre todo tiene una atmósfera diferente con los teclados introducidos por Peter Östling.

Empeñados en despedir el disco por todo lo alto nos ofrecen  Restless hearts, otro tema para destacar dentro de este lanzamiento. Muy buenos coros y un estribillo que nos vuelve a sorprender y consigue que disfrutemos de momentos inolvidable.

Un disco que sin ser redondo puede ofreceros momentos mágicos con bastantes composiciones que pueden hacer que paséis un rato muy agradable. 

Recomendado // Recommended
AORLAND SCORE: 82/100





Image and video hosting by TinyPic

ADRENALINE RUSH -Soul Survivor - Frontiers 2017 Review


Release: 21 April 2017
Genre: Hard Rock.

Track list

01.Adrenalin
02.Love is Like Poison
03.Breaking the Chains
04.Soul Survivor
05.Stand My Ground
06.My Life
07.Break the Silence
08.Sinner 2
09.Shock Me
10.Wild Side
11.Dont Wake Me Up
12.Crash

ADRENALINE RUSH

Tave Wanning - lead vocals
Sam Soderlindh - lead guitar, vocals
Alexander Hagman - guitar, vocals
Joel Fox - bass, vocals
Marcus Johansson - drums


Segundo disco de esta formación que ya con su debut dio que hablar.  Quizás se esperaba mucho de su debut y todo quedó en un simple disco de buen hard rock. Con este nuevo trabajo tampoco es que tuviese grandes expectativas pero en cierta manera han mantenido la línea de su debut.  Es posible que hayan madurado algo más las melodías y sea un poco más accesible pero en lineas generales sigue los mismo patrones que ya nos mostraron en su primer lanzamiento.

Con Love is Like Poison y Soul Survivor dan un paso adelante en la dirección de lo melódico que podría llevar a confusión al que los escuche por primera vez ya que el disco luego vuelve a su sonido menos comercial y mas guitarrero. No es un mal disco ni mucho menos pero si lo comparamos con sus compañeros de viaje, Crazy Lixx, Treat...se queda algo descolocado.



El disco transcurre entre sonidos recurrentes que pueden llegar a ser más o menos convincentes dependiendo del estado de ánimo con el que te enfrentes a ellos.  Por ejemplo con Stand My Ground sucede que si te apetece marcha en un determinado momento te puede agradar pero si esperas algo más del estilo del single te pude pasar totalmente desapercibido. No obstante es un disco con un ritmo bastante pegadizo.

Algo parecido sucede con My Life, un tema vertiginoso que no ofrece respiro y donde volvemos a tener ganas de saltar al escucharlo. Menos melódico pero con un estribillo bastante convincente. En cambio vuelvo a disfrutar de melodías de las busco continuamente en el tema Sinner 2, muy en la onda de su single así que os podéis hacer una idea de por donde pueden ir los tiros.

Con Wild Side nos encontramos con casi la misma estructura. Más melódico si cabe y con un ritmo que consigue captar la atención ya que si no sigues el ritmo te pierdes otro tema que merece mucho la pena escuchar y disfrutar.

En resumen, han vuelto con la misma contundencia pero con algo más de melodía pero no con la suficiente como para despertar mi interés personal. Eso no quita para que el disco os guste y disfrutéis de la estupenda voz de Tave Wanning y del sonido que toda su banda despliega en este nuevo trabajo.

Como dicen en su promo, si te gustan bandas como Dynazty y Siniestro te llamarán la atención.  Para seguidores de su primer trabajo y recomendado para los que busquen nuevas emociones.

Recomendado // Recommended
AORLAND Score: 82/100


Image and video hosting by TinyPic

LABYRINTH “ARCHITECTURE OF A GOD” Frontiers 2017 Review




Frontiers Music s.r.l. 21 April 2017 

Band:

Roberto Tiranti - voz principal
Olaf Thorsen - guitarra
Andrea Cantarelli - guitarra
Nik Mazzucconi - bajo
Oleg Smirnoff - teclados
John Macaluso - batería


Tracklist:

1.- Bullets
2.- Still alive
3- Take on my legacy
4.- A new dream
5.- Someone says
6.- Random logic
7.- Architecture of a God
8.- Children
9.- Those days
10.- We belong to yesterday
11.- Stardust and ashes
12.- Diamond

Redactor: Manuel García


Retorno muy esperado de esta banda italiana formada en 1991 tras la segunda parte del exitoso e indispensable “ Return to Heaven Denied” publicado en 2010 y que incorpora a nuevos miembros como son: John Macaluso (TNT, Riot, Ark, etc.) a la batería, Oleg Smirnoff (Vision Divine, Edritch) a los teclados y Nik Mazzucconi al bajo. Mezclado, como no podía ser de otra manera, por Simone Mularoni de DGM (está en todos los fregados últimamente) da una pista que el sonido va a ser muy bueno.

Apertura con intro de teclados atmosféricos cómo debe ser para introducirnos de lleno en “Bullets” y hacernos recordar esos añorados años dónde el power metal invadía la escena musical y salían grupos a patadas que han ido desapareciendo mientras quedan las auténticas bandas creadoras del estilo. Con una sobresaturación de teclados y sintetizadores en su base, el tema apabulla desde su comienzo permitiéndonos despegar los pies del suelo y seguir el ritmo marcado por una batería machacona que trata de forzar nuestros tímpanos a extremos insospechados a la par que el virtuosismo de las guitarras nos permite que intentemos mover nuestros dedos para llegar a escalas inimaginables. Buen tema de apertura que deja a las claras a lo que han venido.

Nos adentramos en terrenos inexplorados donde va bajando la marcha pero no la calidad con “Still alive” en dónde Roberto parece encontrarse más a gusto poniendo las voces ya que las fuerza menos y deja que la orgía instrumental nos invada, permitiéndonos disfrutar de un tema que se aleja del power en su vertiente más tradicional y se mete de lleno en el progresivo.

La furia se desata con “Take on my legacy” donde dan rienda suelta a toda su fuerza descargando un tema que va directo a nuestra mandíbula sin que podamos apartar nuestra cara y logrando sorprendernos. Fantástica ejecución instrumental y vocal aunque me falta un estribillo demoledor para culminarlo.

La pausa corre a cargo de “A new dream”, otro tema que se puede catalogar como un medio tiempo donde el coqueteo con el progresivo es constante desgranando melodías y acordes “atmosféricos” que hacen que, como cada noche, nuestra imaginación se traslade a lugares recónditos de nuestro subconsciente y nos revele paisajes oníricos en los que imaginamos estar en algún momento de nuestra vida.

“Someone says” es el típico tema que queríamos oir de ellos donde siguen la senda que marcaron en anteriores trabajos. Muchísima melodía y perfectamente trabajado en el aspecto vocal por Roberto nos recuerda a las grandes bandas de esa época unido a toques más “paisajísticos” e instrumentales. Toda una oda al buen gusto.

La breve instrumental “Random logic” a modo de intro da paso a “Architecture of a God” que me recuerda a Fates Warning un montón en el desarrollo que lleva. Aunque lo vendan como un producto etiquetado en la categoría de power metal (sabemos que las etiquetas muchas veces no son lo fehacientes que debieran sino que intentan describir un producto a su manera) yo lo englobaría más en el progresivo ya que hace constantes guiños a dicho estilo con variaciones de rumbos y ambientes característicos de él, como muestra este tema con contínuos giros en su estructura dándole riqueza, un minutaje más largo de lo normal (casi 9 minutos) y haciendo que agudices los sentidos para no perder el hilo.

Continúan tra instrumental pero algo más larga denominada “Children” en donde se explayan a gusto sin nadie que les frene ni les diga lo que tienen que hacer sino simplemente disfrutando del momento.

“Those days” es lo que se podría denominar una balada dentro de la dinámica que marca el disco con pasajes fantásticos y “deliciosos” que hacen amar esta música y culminando en un estribillo de muchos kilates y mucho ojito al sólo que se marcan, clarito para que notemos que no hace falta enfrascarse en arreglos enrevesados o en intentar hacerlo a velocidad infinita sino que con unas sencillas notas pero bien ejecutadas nos vale para apreciar la calidad dónde la hay.

Le sigue “We belong to yesterday”es una joya neoclásica con unos arreglos geniales para un tema que destaca por su elegancia y su gran uniformidad y compactación instrumental; es una auténtica gozada poder deleitarnos con temas tan grandes y fenomenalmente hechos y os recomiendo dar una escucha y que desgranéis lo que se puede llegar a hacer con unos grandes músicos.

Pero, ¿pensábais que no iba a tener cabida la vena más subida de revoluciones que destilaron siempre?. Pues aquí llega “Stardust and ashes” para deciros que estábais equivocados. Tema de la vieja escuela de grupos teutones que caracterizaron el género y que tanto añoramos en muchas facetas de nuestras vidas (cómo muchas veces he dicho la música me ha marcado desde pequeño y siempre asocio temas o discos con pasajes de mi vida).

Cierran con “Diamond” un tema a camino entre instrumental y narración dónde parece que Jarre les ha invadido con su “Oxygen” y ha hecho que intenten imitar ciertas armonías que en él se nos presentaban.
En resumen un fantástico retorno aunque en onda más progresiva que powermetalera lo cual agradezco porque cada vez me gusta más poder disfrutar de discos en dónde la velocidad se sacrifica en pos de melodías más trabajadas y con pasajes ambientales y que creo hará las delicias de muchísima gente. 

Recomendado // Recommended
AORLAND Score: 93/100


Image and video hosting by TinyPic