domingo, 15 de octubre de 2017

HOUSTON “III” Livewire / Cargo Records 2017 Review





Genre: Melodic Rock
Release date: November 24th, 2017

Tracks: 

1. Cold As Ice 
2. Everlasting 
3. Dangerous Love
4. Lights Out 
5. Amazing 
6. To Be You 
7. Glass Houses 
8. Twelve-Step 
9. Road To Ruin 
10. Interstate Life


Band:

Hank Erix - Lead vocals 
Soufian Ma'Aoui - Bass 
Calle Hammar - Guitars/Backing vocals 
Victor Lundberg - Keyboards/Backing vocals 
Oscar Lundström – Drums


“An album that you´ll like to listen everyday”



Vuelta al ruedo de esta gran banda que siempre nos ha entusiasmado y cuyos lanzamientos han generado gran expectación. La verdad es que le había perdido la pista al bueno del enamorado Hank mientras que a Soufian sí lo tenía más ubicado y es que de siempre ha sido un grupo que me ha encantado y que espero no me defraude en este, su quinto lanzamiento que nos toca analizar en el cual han reclutado como productor al renombrado Martin Karlegård (Reptile Smile) que ha trabajado con Jenifer (cantante francesa) o con los suecos “The sounds” y Brolle Jr.



Como es marca de la casa los teclados atruenan a través del altavoz nada más iniciarse “Cold as ice” y continúan sosteniendo el tema de cabo a rabo mientras la aterciopelada voz de Hank crea notas por el aire con olor a lavanda, cual suavizante, e impregna nuestras fosas nasales creando en nuestro cerebro un reguero de sensaciones frescas y energetizantes sobretodo a la entrada de un estribillo 100% Houston en donde no ha lugar malentendidos ni a engaños, ellos son así y si te gustan bien pero si no lo mejor es que no sigas ni leyendo ni escuchándolos y gastes tu tiempo en mejores menestares. Mención especial a ese sólo donde coquetean un pelo con el progresivo en el desarrollo de los diferentes efectos que meten y que merecen de más de una escucha.

¿Y si metemos un poco de guitarra que tal quedaría?. Pues “Everlasting” es la solución encima jugando con distintas voces lo que aporta un plus de diferencia aunque algunas abusan de estar en off y no redondean el tema como debieran pero aunque es una pequeñísima remora ya que el resto del tema es una delicia sobre todo en lo instrumental siendo un orgasmo de los buenos, vamos de aquellos que no se pagan.



Y mira que le he dado vueltas al single “Dangerous love” y aunque juguetea mucho con el pop es un tema que me recuerda muchísimo al que sacaron en su anterior trabajo aunque en este voy a sacar el látigo y les voy a atizar en todo el cabezón porque sigo sin entender ese descuadre de voz por llamarlo de alguna manera en el “You can lie” y al repetir el “I don´t mind”, haciendo que parezca que ha metido sendos gallos (cosa que de Hank me es imposible creer). Entiendo que casan uno y otro en cada estrofa pero no me gusta como queda lo cual es una pena porque el resto del tema es SUBLIME y de esos que no te quitas de la cabeza en mucho tiempo como me pasó con “Our love”.

“Lights out” nos adentra en la penumbra y nos intenta guiar hacia la zona de seguridad donde las criaturas nocturnas no nos molesten el sueño y podamos concentrarnos en contar ovejitas mientras de fondo suenan estos acordes celestiales de un tema hecho por y para degustar el teclado en toda su grandeza dejando que se explaye con todas las ganas posibles y con esa amalgama de entonaciones que salen de cada tecla. Preciosista más que otra cosa para disfrute rápido.

Y si aún no os habéis enamorado de este sonido ochentero total podéis abrir “Amazing” y dejar que cada sonido entre por los poros de vuestra piel y os erice el vello como si esa brisa mañanera os mesara los cabellos, produciendo esa sensación de frescor y recuerdos con los que nuestro cerebro alardea de vez en cuando a nuestro subconsciente. Un brillante medio tiempo donde la guitarra da rienda suelta a su maestría a la par que acompaña al teclado y a la cálida voz de Hank. Todo ello es como una buena mayonesa donde los ingredientes puestos en su justa medida y con cariño provocan que no se corte y sea degustada como debiera.

Quizás nos adentramos un poco más de lo debido en la oscuridad con “To be you” y es que volviendo al símil del tema anterior, aquí se corta del todo y tenemos que volver a hacerla. No entiendo este tema a caballo entre un medio tiempo y una balada que navega en tierra de nadie y se queda en medio del océano sin divisar tierra por ningún lado y que además le ocurre igual estando en medio del disco como un apestado al que nadie se quiere acercar y le hacen el vacío.

Menos mal que “Glass houses” lo arregla y hace que nos olvidemos de él rápidamente en otro alarde popero a más no poder que demuestra en donde se mueven peligrosamente haciendo que puedan sonar en la radioformula de cualquier país sin problema alguno y es que es un sonido que hemos escuchado a multitud de artistas y que no aporta nada nuevo al trigal en donde nos metemos a intentar separar la cizaña del grano para poder disfrutar de lo que nos gusta realmente. Lo siento pero para esto tengo a los Roxette de antes que me llegaba más que este tema.



En cambio con “Twelve-step” y a pesar de que es otro tema muy “facilongo” me parece que está mejor encauzado y tiene esos detalles de teclado entrando y un sostén más asentado y trabajado que el anterior, amén de un estribillo que sin ser de escándalo responde bien a lo que se espera y dota al tema de una armonía especial que no defrauda y nos saca un poco de la dinámica en la que habían conseguido meternos.

“Road to ruin” es otro ejemplo de cómo un tema está trabajado pero el estribillo me defrauda ya que no llega a esos alardes que me entusiasman y que ofrecen muchas de sus canciones pero que no sé el porqué en este disco hay varias ocasiones en donde parece que se quedan encima de las nubes y no quieren salir de ahí y bajar en forma de lluvia que nos moje y haga desaparecer nuestra alergia.

Cierran con “Interstate life” que nos hace subir un poco nuestro estado de ánimo y nos permite acabar con una sonrisa en la boca la escucha del album. Un tema bastante decente que nos devuelve a la senda que es la esencia de esta banda donde las voces juegan con tu cabeza permitiendo que intentes distinguir de donde vienen y a donde van a la par que el teclado marca el sendero que te da la pista de pòr donde ir para lograr tu objetivo.

En resumen, un disco que va a gustar pero que no llega a mi parecer, al nivel de los anteriores aunque tiene temas alucinantes y sólo por ellos merece mucho la pena el que continúen en el candelero y nos deleiten con su simpatía y buen hacer. A pesar de ello no creo que esté en la pole position de este año aunque es un disco que estará en mi estantería porque es muy aprovechable.

Recommended
Redactor: Manuel García


Image and video hosting by TinyPic

jueves, 5 de octubre de 2017

Adellaide "Flying High" LIONS PRIDE MUSIC 2017 REVIEW




Release Date
October 31, 2017

Género
A.O.R. / Melodic Hard Rock

Temas

1.-Running
2.-Lion´s Den
3.-Nights in Japan
4.-Stone Of Truth
5.-Blind Love
6.-Heroes
7.-Andrea
8.-Talisman
9.-Learn To Live
10.-Nothing will keep us Apart
11.-Caroline

Miembros del grupo musical

Daniel Vargas (Vocal), 
Ale Nammur (Guitar), 
Claudio Nammur (Drums), 
Cadu Yamazaki (Bass), 
Leandro Freitas (Keyboards)

Localidad natal
São Paulo, Brazil

Sello discográfico
Lions Pride Music


Ya tenemos el disco completo de esta formación Brasileña que tan buen sabor de boca nos dejó en su anterior EP. Con influencias claras de bandas como Journey y con un sonido orientado al AOR de los ochenta nos regalan 11 buenos temas que seguro agradan a sus fans.

Con las limitaciones propias de una banda que intenta abrirse camino en este difícil mundo componen de manera madura temas con calidad y con muy buenas melodías. El trabajo que realiza Leandro a las teclas es de destacar y consigue elevar el nivel de cada tema con su aportación.

Para que os hagáis una idea, se mueven entre los sonidos que HOUSTON nos ofrecieron en sus primeros discos con un sonido a los mejores discos de Journey por lo que cuanto menos deberéis darles una oportunidad y al menos escuchar su propuesta ya que estoy seguro de que al menos agradarán a una gran mayoría.

Si bien es cierto que la voz de Daniel Vargas en algunos temas no llega al nievel que la composición requiere consigue buena nota en lineas generales.



En cierta manera me recuerdan a los españoles Strangers en su lucha por abrirse camino. Quizás tengan un sonido mucho más AOR y más directo que los madrileños pero tienen bastanes cosas en común en cuanto a composiciones se refieren.  Hoy en día es de agradecer que grupos como Adellaide sigan apostando por un estilo donde el recorrido no suele ser muy prolongado en el tiempo debido a las bajas ventas y a la feroz competencia que en este mundo se observa. O eres lo mejor o tu historia se diluye entre la de tantas bandas que lo intentan y naufragan.

¿ Será este el caso de Adellaide?  Eso dependerá de todos nosotros . En muestra mano se encuentra el poder de empujar a esta formación o dejarla vagar entre las bandas que lo intentaron y fracasaron.

Disfrutar de medios tiempos como Lion´s Den con un regusto a Steve Perry  o temas que os transportarán a los años 80 como puede ser la fabulosa Nights in Japan que además tiene sonidos de la tierra del sol naciente. No falta la balada exquisita como Blind Love, una preciosa composición que os llegará a lo más profundo de vuetros corazones. Muy buena  la verdad. 

Merecerá la pena el tiempo que invirtáis en este disco ya que estoy convencido que disfrutareis de grandes momentos con ellos. 

Highly Recommended

Redactor: Antonio AORLAND

Image and video hosting by TinyPic

WILDNESS “WILDNESS” -AOR HEAVEN 2017 REVIEW





AOR Heaven 24-11-2017
Genre: Melodic Rock


Tracklist:
01. War inside my head
02. Stranger
03. Shadowland
04. Alibi
05. Collide
06. Highlands
07. Your last romance
08. Down In the city
09. Falling down
10. The flame
11. Welcome the night
12. Turning the pages

Band:

Gabriel Lindmark - voz
Erik Modin – batería, composiciones
Pontus Sköld - guitarra
Adam Holmström – guitarra



“When dreams come true and music makes you happy”


Cuando uno llega a casa harto ya de una jornada de intenso trabajo y con las fuerzas justas para preparar el biberón y dormir a mi preciosa y ver cómo sus ojitos se clavan en los míos y sin articular palabra te agradecen el estar a su lado protegiéndola y cuidándola a la par que esboza una sonrisa cómplice, todo ello hace que merezca la pena el final de día y que el entusiasmo me embargue de camino a casa. Si a ello le añadimos el recibir “trabajo” extra en forma de mail, hace que mis noches cada vez sean más cortas aunque más placenteras ya que exprimo al máximo cada minuto que tengo.

En dicho mail se me ofrece la posibilidad de escuchar a una banda, de nuevo, desconocida para mí llamada WILDNESS que tiene su origen allá por el 2013 aunque no es hasta 2014 cuando incorporan a su cantante tras una ardua búsqueda y en 2015 publican su primer single “Collide” que forma parte de este album aunuqe de forma regrabada y luego analizaremos al igual que “Turning the pages” que fue su segundo single en 2016 y que les valió para formar parte de la familia de AOR Heaven. Aparte entró como productor nada menos que Erik Wigelius (Wigelius, Care Of Night) lo que les dió un plus que se refleja en la mayoría de los temas que comenzamos a deslabazar.

Para empezar a llevarnos a la boca nos sacuden con “War inside my head” todo un trallazo en toda regla en donde la melodía nos apabulla a la par que la batería nos destroza los tímpanos de una manera abrupta (quizás demasiado alta en la ecualización) y enmascara en parte el magnífico sonido de las guitarras que dotan de fuerza y contundencia a la canción. Todo un soplo de aire fresco no apto para los que busquen canciones en una onda más light o pausada.

Y si la carta de presentación era magnífica sólo hay que escuchar los primeros acordes de “Stranger” para situarnos en nuestros años mozos y volver a revivir esa sensación de dejarnos el pelo algo más largo de lo que ahora lo tenemos y salir a los garitos a disfrutar de buena música plagada de coros estratosféricos y grandes melodías que nos enamoraban desde la primera estrofa con un abismal sentido de la armonía y todo aderezado con monstruosos teclados. Un tema que debes tener el placer de poder disfrutar más de una vez en tu vida. Ésta es la música que me encanta y me anima en mis momentos de bajón espiritual.

“Shadowland” nos lleva a otro estadío un poco más elevado ya que la melodía no decae pero la voz toma más fuerza y potencia loque hace que el tema se endurezca algo más y nos demuestre de lo que son capaces cuando un grupo se pone a intentar tocar varios palos con destreza absoluta.



Teclado a lo H.E.A.T. de cuando sacaban discos que merecían la pena escuchar y no hacia donde se han decantado en la actualidad (opinión personal, claro está) que nos transportan hacia la excelencia con “Alibi” y es que estamos llegando a un nivel descomunal y ello empieza a ser “preocupante” ya que llevamos muchos discos este año con niveles muy elevados lo que hace que quizás no nos demos cuenta de valorar lo suficiente lo que está llegando a nuestras manos. Sólo dejaros llevar por este tema y notaréis como el clímax del anuncio de una marca de preservativos se queda muy corto ante esto porque no es para tirar cohetes sino para prender la mascletá. Que temazo que no puedo parar de rebobinar y oir; hasta mi hijo que parece que entiende de ésto está alucinando con él.

Llegamos al primer single que se autoprodujeron allá por el 2014 pero en versión regrabada como debe ser para que no desentone con el resto del disco. “Collide” tiene ese regustillo añejo que denota ya su paso de tiempo y que marca un puntito por debajo del resto lo cual no es en absoluto nada malo pero es que el resto está a un nivel que es difícil llegar a igualarlos. Aún así los coros constantes y la gran melodía vienen insertos en su ADN y hace que no se pierda la esencia que llevan el resto de sus “hermanos” que han sabido aprender del mayor y sacar lo mejor de él y aderezarlo con una nueva hornada de sensaciones y belleza.

El toque a lo Dare en ambientaciones irlandesas nos atrapa con “Highlands” en otra vuelta de tuerca para dar un enfoque más épico al tema y atrapar la esencia de los buenos whiskies que se maceran con tranquilidad y un ambiente agradable e incluso quizás con música como esta que los hace de un sabor y gusto especial al paladar y lo dotan de un valor especial. El solo parece buscado para rendir tributo al gran Gary Moore porque me recuerda mucho en su esencia aunque quizás no tanto en su desarrollo pero aún así destacable.

La balada de rigor nos toca ahora, “Your last romance” con esa sensualidad típica pero con un pelín de energía para evitar el que quede muy empalagosa y nos endulce en demasía. Correcta en ejecución y trato y apta para todos los públicos que quieran ver como se hace un buen tema.

El sol va llegando a su ocaso con los acordes de “Down in the city” y nos va sumergiendo en ese momento mágico del día como os he comentado al inicio de esta reseña y empiezo a contar los minutos para cambiarme la bata y comenzar a poder disfrutar de esos momentos inolvidables y que mejor que hacerlo al son de un medio tiempo en el que me vuelve a alucinar el dominio de guitarra que lleva todo el disco con esa profusión coral en cada instante metida con delicadeza sin intentar molestar pero siendo un añadido para cada nota que sale del altavoz. Destreza y energía muchas veces no van reñidas y pueden sumar en vez de restar.

“Falling down” es uno de los temas que hace bajar la puntuación de algunos discos y es que aunque no está mal, viendo lo que me han aportado hasta ahora les exijo un plus porque sé que pueden hacerlo muchísimo mejor y es lo que espero. Quizás si hubieran abierto con un tema así no tuviera esa sensación pero al meterlo hacia el final les penaliza algo. Ojo que con ello no digo que esté mal sino que no llega al nivel de los anteriores.

Si queréis disfrutar de vuestra pareja en una cena romántica mientras abris un buen vino, “The flame” es vuestro tema sin duda alguna. Una balada de la vieja escuela que derrite todo aquello hasta donde sus notas alcanzan y es que desprende un calor y pasión descomunal a lo largo de todo su desarrollo. Es toda una experiencia sensorial que debes descubrir y no voy a ser yo quién te la chafe.

“Welcome the night” ya es harina de otro costar. Se va tornando la voz a extremos totalmente opuestos al anterior a la par que parece que el espiritu de Mötley Crüe los posee con una batería esencia de Mr. Lee y un desarrollo demoledor. Quizás demasiado directo para lo que nos ofrecen desde el comienzo.

Cierran con el segundo single sacado en 2015 y denominado “Turning the pages” en donde ya demostraban tener la base de la que han hecho acto de presencia desde el primer segundo y que han ejecutado con tanto agrado para nosotros. Otro de los grandes temas con coros grandilocuentes y una base musical perfecta con armonías por doquier y un buen estribillo. Una pequeña perla para terminar el disco a pesar del bajón en los últimos temas pero que se agradece acabar con un regustillo dulzón.

En resumen, un disco que lo tiene todo para agradar y disfrutar como cosacos aunque le falta una pizca, más concretamente un par de temas o tres, para llegar a un nivel de excelencia, amén que baja el nivel a medida que avanza el disco; pero lo está rozando y he tenido que pensármelo mucho para subirlo de nivel o dejarlo en el actual a la hora de calificarlo.

Highly recommended

Redactor: Manuel García



Image and video hosting by TinyPic

martes, 3 de octubre de 2017

Dante Fox – Six String Revolver- AOR HEAVEN 2017 Review




Out: 26/11/2017
Genre: Melodic Rock

Track list:
1. Firing My Heart, 
2. Lonely, 
3. Under The City Lights
4. A Matter Of Time
5. Still Remember Love
6. Lost And Lonely Heart
7. Remember My Name
8. All That I Need, 
9. I Can’t Sleep
10. How Do We Learn About Love
11. All That I Need ( Bonus Acoustic Version)

Dante Fox are; 
Sue Willetts Manford - Lead Vocals; 
Tim Manford - Lead Guitar & backing Vocals; 
Alan Mills - Bass Guitar; 
Eric Ragno – Keyboards 


Dante Fox ya nada tiene que demostrar. Con sus primeros discos ya demostró que tenían calidad como para situarse entre las formaciones punteras provenientes del Reino Unido. Ya con su debut apuntaban maneras y se consagraron con su segundo disco. En sus directos rebosan energía y sus melodías son altamente reconocibles. Sue Willetts posee una de las mejores voces del panorama musical y lo demuestra una y otra vez en todos los lanzamientos que hasta el momento han publicado.

Su seña de identidad es la melodía, sus dulces melodías. Se sitúan en un sonido altamente comercial que se ve potenciado por una vocalista que tiene un timbre de voz que muy pocas vocalistas poseen. Además Dante Fox cuentan con algo imprescindible para obtener una sólida base de seguidores, su constancia. Nadie podrá decir que tienen un disco malo. Es algo parecido a lo que sucede con Romeo's Daughter, otra gran formación que nunca defraudan.



En esta ocasión. Dante Fox ha querido recuperar sus grandes composiciones incluidas en su dos primeros lanzamientos bajo el sello extinto Now & Then. Con aires renovados han incluido sus grandes exitos y con gran acierto los han plasmado en este maravilloso disco.

Quien tenga la suerte de poseer los originales se dará cuenta de la vuelta de tuerca que han dado a sus éxitos. Muy acertadas las versiones que no regalan. Parece mentira que hayan pasado tantos años. Sue Willetts canta como si no hubiesen pasado los años. Además, se agradece la mejora en la producción ya que en sus primeros lanzamientos los medios eran escasos y el sonido aunque era mágico, se resentía.

Este disco puede ser un gran momento para re descubrir a una formación mágica que siempre nos ofrece lo mejor en cada lanzamiento. Si ya los conoces, seguro que sus nuevas versiones te sorprenden y te agradan. Si no es así, estas tardando en conocer a una banda referente en cuanto al Melodic Rock se refiere.  Tener en cuenta que desde Reino Unido todo lo que se nos presente, en un alto porcentaje, es sinónimo de excelencia.

Gracias a Dante Fox por inyectar aire fresco en nuestros recuerdos. Nos quedamos con ganas de mucho más. 

Highly recommended

Antonio AORLAND
 

Image and video hosting by TinyPic

domingo, 24 de septiembre de 2017

REVOLUTION SAINTS “LIGHT IN THE DARK” Frontiers 2017 Review




Frontiers Music s.r.l. 13 Octubre 2017 

Tracklist:
1. Light In The Dark
2. Freedom
3. Ride On
4. I Wouldn’t Change A Thing
5. Don’s Surrender
6. Take You Down
7. The Storm Inside
8. Can’t Run Away From Love
9. Running On The Edge
10. Another Chance
11. Falling Apart


Band:
Deen Castronovo (Drums, Vocals)
Jack Blades (Bass, Vocals) 
Doug Aldrich (Guitars) 


“An incredible instrumental and vocal experience “


Tras la publicación del anterior disco hace un par de años y dada la repercusión que obtuvo era lógico imaginar que tuviera continuación, como así ha sido, en un futuro cercano el cual ha llegado ya y todo ello a pesar del desagradable y despreciable tema extramusical de alguno de sus miembros. Este proyecto está formado por tres grandes músicos de bandas importantes en el panorama mundial como son Journey, Night Ranger y Whitesnake y conocidas por todos a los que hay que unir a Alessandro Del Vecchio a los teclados y producción.

Abren con el tema que da título al disco y que han postulado como single: “Light in the dark” en el cual continúan la senda marcada en el anterior larga duración en donde predomina el juago vocal entre Castronovo y Blades dejando el lucimiento instrumental a cargo de Aldrich. La melodía es la protagonista a lo largo del tema donde la alternancia vocal conjuga perfectamente (quizás me gusta más la entonación de Castronovo) con la clase del maestro de la guitarra, aunque en su contra quizás destacaría el sonido de batería que es algo tosco aunque vuelvo a decir que lo que nos mandan es una promo por lo que igual en el cd ya estará bien pulido. 

El segundo tema que ha servido de adelanto es “Freedom” que ya habréis escuchado muchos y que a mí me dejó muy frío ya que aunque la esencia Journey comande el inicio luego se diluye con agolpamientos abruptos a los bombos de Castronovo que restan protagonismo al tema, amén de acordes de teclado purpleianos que son un sin sentido y no dotan de grandilocuencia al tema. A mí me parece un batiburrillo de ideas que quizás no están puestas en orden; es como Pulp Fiction hecha canción pero inconexa del todo.

Menos mal que “Ride on” emerge a continuación con un aire setentero a los teclados en el comienzo pero que coge velocidad enseguida y nos hace empezar a mover la cabeza y los pies sin parar haciendo que no queramos sentarnos a coger aire sino que digamos que la noche es joven y podemos con ella a pesar de pasar los cuarenta ya. A destacar el gran sólo que se marca Aldrich para goce de todos aquellos aprendices a guitarrista a los que deja a la altura del betún con todo el talento y la maestría que posee. 

Tras tanto cansancio llega “I wouldn´t change a thing” en donde se deja que la magia vocal de Castronovo nos endulce la velada mientras servimos el vino para cenar y las velas candentes dejan rebosar su cera caliente permitiendo que al deslizarse sobre su continente hagan que nuestra imaginación nos permita observar formas diversas que nos hacen sonreir. A pesar de ello se me hace un pelín largo ya que son casi 6 minutos de tema para una balada aunque parte de “culpa” la tiene un descomunal sólo de casi 2 minutos que es lo que me hace pegarme a la silla y escucharlo una y otra vez para deleite personal.

Y ojito a “Don´t surrender” ya que los planetas se alinean para dar uno de los grandes temas del disco. Y es que cuando la armonía vocal e instrumental conjugan y a ello le unimos un estribillo de categoría dan lugar a que el mundo se detenga y puedas disfrutar cada fotograma que tu ojo procesa en una de las grandes proyecciones del cine. Tiene fuerza y garra no creáis pero es que además es adictivo y hace que al acabar le des al rew del reproductor y lo vuelvas a escuchar.

La cosa se pone caliente con “Take you down” y es que vuelve la energía a salir por cada poro de nuestro cuerpo a pesar de un desarrollo que no llega a la categoría que tienen estos musicazos ya que el estribillo es un poco retorcido y aunque de buen paladeo te deja la sensación que se podía haber logrado algo más apetecible que echarse al gaznate.

Y lo mismo ocurre con “The storm inside” y es que por más que Castronovo nos muestre sus habilidades vocales y llegue a notas elevadísimas no todo es eso sino que se trata de dar más empaque al tema que es bastante bueno en cuanto frena ese ansia griteril. Y eso que todos los temas son dignos de escuchar sólo por la master class de guitarra que aplica Aldrich a cada sólo, punteo y nota que sale de su guitarra.

Momento para otra balada de la mano de “Can’t Run Away From Love” donde, de nuevo, Castronovo nos hechiza con su prodigiosa voz y nos hace recordar bellos momentos de nuestra vida como el nacimiento de nuestros hijos o el conocer a la mujer de nuestra vida. Bonito tema para enamorados empedernidos.

Menos mal que llega el arreón final con otro de los grandes temas del disco: “Running on the edge” que posee la clase y categoría que se les exige tanto compositiva como musicalmente y ello viene refrendado en cada nota que sale de los altavoces y que hace tambalear nuestra estabilidad en pos de ejecutar movimientos armoniosos con manos, pies y cadera. Se me hace hasta corto con lo que disfruto de él por lo que toca una segunda vuelta ... o tercera.

“Another chance” es otro tema donde brilla la melodía que cabalga cual caballo salvaje sin nadie a quien rendir cuentas y que sólo galopa para sentir el viento de la libertad en su cara. De nuevo maravilloso solo que me pone los pelos como escarpias y es que, como he dicho, este disco sólo por la música que trae es digno de oir, la pena es que no saquen un segundo cd sólo instrumental porque sería todo un deleite para nuestros perezosos oídos. 

Cerramos esta aventura musical con “Falling apart”, medio tiempo con maestría que nos prepara para ser protagonistas de la película de nuestra vida mientras de fondo se va desarrollando el tema y nos hace ver lo importantes que somos sin que nos demos mucha cuenta al devenir de nuestra sociedad. Pura melodía conjugada con un decrecimiento en la fuerza que no en la calidad.

En el disco aparecen como bonus varios temas en vivo (“Back on my trail”, “Turn back time”, “Here forever” y “Locked out of paradise”) para goce de los que se hagan con esta edición limitada.

En resumen un disco que musicalmente es una gozada pero creo que hay un ligero bajón respecto al anterior que debieran de subsanar en el próximo trabajo y es que parece que las ideas musicales se han agotado y tenemos que tirar de los mismos clichés para cada disco que sale nuevo. Aún así no deberíais dejar de escucharlo porque merece la pena aunque no esperéis lo que aportó el primero como novedad.

Hightly recommended.
Redactor: Manuel García 




Image and video hosting by TinyPic

PHANTOM V “PLAY II WIN” Frontiers 2017 Review




Frontiers Music s.r.l. 13 Octubre 2017
Genre: Melodic Rock

Tracklist:

1.- The Change In You 
2.- Crossfire 
3.- Baptised 
4.- Read Your Mind 
5.- Play To Win 
6.- Child Soldiers 
7.- Do You Believe In Love 
8.- Phantom Child 
9.- Had Enuff 
10.- Shadows Dance 
11.- Reach Out 


Band:

Claus Lessmann - Lead Vocals 
Michael Voss – Guitars, Bass and Backing Vocals 
Robert Boebel - Guitars and Keyboards 
Axel Kruse - Drums & Xplosions 

“Same songs with same feeling” 



Vuelta al ruedo musical de esta banda antes conocida como “Supremacy” y que ya debutaron el año pasado con el nombre actual y mismo título. Magnífica portada para todos aquellos a los que nos encanta el ajedrez. Siguen como cabezas pensantes y ejecutantes Michael Boss y Claus Lessmann para nuestro goce y disfrute o por lo menos es lo que esperamos con esta nueva obra que a la que nos disponemos a hacer la autopsia sin más dilación. 

“The change in you” hace que empecemos los preparativos y lavemos el escalpelo con el que vamos a comenzar a trepanar sin darnos casi tiempo comienza la energía que desprende Voss a todo lo que toca y procedemos a hacer una incisión precisa y profusa de donde brota un pequeño chorro de sangre que golpea nuestras gafas protectoras al ritmo que marca la batería. El tema tiene una potencia inusitada pero se deja un poco en un estribillo efectivo pero no contundente que nos deja con un sabor de boca amargo. 

Mientras suenan los primeros acordes de “Crossfire” tiramos de la piel hacia atrás para permitirnos ver la musculatura de un varón joven que seguramente saliera a correr con canciones como esta en donde el ritmo continúa siendo frenético y permite que a cada momento que pasa notemos como si fueramos móviles y nuestra batería vaya subiendo de carga progresivamente. Puro hard rock con guitarras contundentes y electrizantes que nos envalentonan a cada nota que procesamos. 

“Baptised” llega a nuestras orejas mientras vamos rompiendo costillas y demás musculatura con el fin de proceder a observar los órganos que esconden en su interior mientras la melodía suena en los altavoces de la sala de autopsia armoniosa y dulce en lo que podríamos catalogar un medio tiempo según la dinámica por la que transcurre el disco que va más endurecido que lo habitual lo cual no supone que sea malo, sino que se aleja del Aor que muchos pretenderían escuchar de los componentes de grupos como Bonfire y Casanova. Muchas veces es mejor abrir la mente y dejarse capturar por sonidos diferentes que nos enriquecen y nos hace tener una perspectiva distinta de la música. 

Y cómo si me hubieran escuchado llega un tema más orientado al estilo al Aor, en cierta manera, con profusión de teclados y un ritmo más sosegado. Y es que “Read your mind” nos hace pensar el motivo que ha llevado a este joven a estar en nuestra mesa en vez de disfrutar de la larga vida que le correspondía tener. Muchas veces el destino es caprichoso y se lleva a quien no lo merece, es por ello que debemos valorar cada segundo que respiramos y tenemos el placer de disfrutar de tan magnífica música. 

Y llega el tema que da título al disco “Play to win” con el que sacamos las vísceras de sus cavidades y procedemos a colocarlas en los recipientes correspondientes para su biopsia posterior a la par que nos deleitamos con un inmenso tema en el que sacan a la luz todas las dotes melódicas que poseía Bonfire en su buena época con Lessmann unido al saber a la guitarra de Voss para conjugar una pequeña obra de arte que esperamos acompañe al alma del difunto en su largo peregrinaje al más allá. 

Con “Child soldiers” no nos sorprenden pero nos permiten centrarnos en nuestro trabajo y revisar la zona de la espalda con el fin de intentar observar marcas de agujas o sustancias que nos aclaren algo. El tema es un poco engañoso ya que lleva un ritmo que se frena con el estribillo, cosa rarísima y que nos descentra un poco de lo que tenemos entre manos ya que nos hace que tengamos que realizar un sobreesfuerzo para centrarnos en ello. Quizás no tengo las palabras exactas para catalogarlo pero un cactus en medio del desierto pudiera valer como metáfora. 

“Do you believe in love” es lo más semejante a una balada que podamos echarnos a la cara aquí y que nos hace valorar otros temas que calan en más profundidad en muestro organismo. Y es que como no me cansaré de decir lo mío no son las baladas, no las soporto por más que las escuche. Quizás estoy en un periodo de mi vida dónde estoy cansado de pensar que la vida es un desfile de buenas personas y pienso que lo único que muchos quieren es ponerte la zancadilla y se trata de sobrevivir día a día. Aún así es un bonito tema que muchos disfrutaran en su totalidad. A mi me ha servido para revisar las arterias que drenan el corazón de nuestro cadáver e intentar hacerme una idea de la causa del deceso. 

Y llega todo un himno con “Phantom child” que sonará en muchos conciertos seguramente ya que es un tema donde se invitará al público a participar activamente y es que es una oda y crea un ambiente fenomenal haciendo que predomine el buenrollismo. Con ello llamamos a nuestro supervisor para darle cuentas de lo que hemos descubierto y que creemos es la causa de la muerte del sujeto en cuestión. 

Mientras llegas suena “Had enuff” y parece que hemos escuchado antes este tema lo que vuelve a dejar en nosotros la sensación de “deja vú” que muchos discos nos causan y es que se repiten hasta la saciedad y llega un momento que te satura por parecer escuchar una y otra vez lo mismo sin poder salir de ese bucle. 

Y parecido sucede con “Shadows dance” donde se impone ese ritmo constante de la guitarra formando una base demasiado anodina a lo largo del tema y haciendo que Lessmann sólo tenga que recitar estrofas por encima para acoplarse y dar otro tema más con el que rellenar este trabajo. 

Suena nuestra puerta y menos mal que sonaba “Reach out” porque no nos hubiéramos enterado. Balada para acabar un disco; desde mi punto de vista todo un error porque que lo metas como tema extra para el mercado japonés en acústico me parece correcto ya que todos los grupos lo suelen hacer pero acabar un disco repleto de temas enérgicos con ella no me casa en absoluto, pero sólo es mi opinión claro está. 

En resumen, un disco que pasará sin pena ni gloria como el cadáver que nos llegó antes de su comienzo ya que le doy visos de tener su mismo destino, vivir lo que pueda como novedad para luego desaparecer sin pena ni gloria ya que nadie lo va a echar en falta. No está mal darle una escucha pero aparte de eso poco más hay que sacar de él.


Aceptable 
Redactor: Manuel García





Image and video hosting by TinyPic

viernes, 22 de septiembre de 2017

ROBIN BECK ·"Love Is Coming" Frontiers 2017 Review




GENRE: Melodic Rock
FOR FANS OF: Strangeways, Unruly Child, Sunstorm, House Of Lords
Release date: October 13th 2017

TRACKLISTING:

Island
On The Bright Side
In These Eyes
Love Is Coming
Me Just Being Me
On To Something
Lost
Crave The Touch
If You Only Knew
Here I Am
Girl Like Me
Warrior

AND MEMBERS: 

All instruments played by Clif Magness except: Tommy Denander guitar solo on “Love Is Coming” and rhythm guitars on “On The Brightside”; John Huldt guitar solo on “Crave The Touch”; James Christian intro keys, percussion on “Crave The Touch”


PRODUCED BY: Clif Magness and James Christian 
STUDIO: Blue Iron Gate Studios, Santa Barbara, California / Her Majesty’s Music Room, West Palm Beach Florida
RECORDED BY: Clif Magness and James Christian 
MIXED BY: Clif Magness
MASTERED BY: Maor Appelbaum, Los Angeles, California


Hace mucho tiempo que Robin Beck intenta recuperar el terreno perdido con sus últimos lanzamientos que sin ser sobresalientes al menos han mantenido intacto el interés de sus seguidores más fieles año tras año. En sus últimos lanzamientos siempre uno encuentra la esencia de la Robin de la que todos nos enamoramos en los años 90. Es cierto que la magia de sus primeros lanzamientos ha evolucionado hacia un Melodic Rock más actual y moderno.

No por ello sus ultimos discos han sido mejores o peores. Simplemente Robin ha crecido como nosotros y se siente cómoda en los registros en los que en estos momentos se mueve. Claro ejemplo es este nuevo lanzamiento donde vuelve a coquetear con el Modern Melodic Rock y donde se aleja del AOR clásico del que por desgracia nadie se olvida.

Sinceramente me gusta evolucionar con los artistas a los que admiro. A Robin la sigo desde sus comienzos y en cada lanzamiento he aprendido algo. En todas sus omposiciones puedo apreciar su pasión y su entrega por lo que el resultado es satisfactorio hasta el momento. Que se ha vuelto más moderna y se ha olvidado del AOR en esencia es una realidad pero que ha sabido reinventarse para ofrecer siempre cosas frescas también es una verdad como un templo.

Temas como On The Bright Side me hacen sonreír, disfrutar y soñar. Que me recuerde a las películas que mis hijas ven a diario de adolescentes es inevitable pero ese tipo de melodías gustan y mucho. No es el estilo de Robin pero lo hace muy bien.

Luego uno espera que sus baladas te lleguen a lo más profundo de tu ser y una vez lo consigue con In These Eyes por lo que supera con creces de nuevo esta asignatura. Es innegable la calidad vocal que Robin posee y que gracias a dios mantiene intacta desde que tengo conciencia.

Quizás uno de los grandes escollos a los que este nuevo lanzamiento deba hacer frente se llame Clif Magness. Viendo la reacciones que tuvo la gente al enterarse que este monstruo musical iba a producir y ayudar a Robin Beck en este disco todas las expectativas se dispararon ( algo parecido ha pasado con el regreso del guitarrista original a HEAT que luego ha quedado ne decepción). En cierta manera mucha gente se puede llegar a sentir decepcionadas.

Lo digo porque claro, uno escucha los tres primeros temas y luego se encuentra con algunos menos directos y puede empezar a preocuparse. No obstante, los estribillos suelen ser bastantes accesibles aunque la introducción del tema pueda provocar algo de temor ( Me Just Being Me)



Seguramente si al disco se le da su tiempo, disfrutareis. De primeras podéis sacar algunas conclusiones pero poco a poco el disco crece. Tampoco os voy a engañar, quizás sea uno de los discos menos accesibles de sus últimos lanzamientos. Aún así hay momentos donde uno disfruta de lo lindo como en On To Something y Lost donde vuelve a recordar la composición a típico tema de serie americana de adolescentes.

Aún recuerdo cuando llegó a mis manos su fantástico lanzamiento Do you Miss me?. De eso han pasado ya unos años. Desde ese lanzamiento ha ido creciendo y experimentando con su linea musical. Quizás en anteriores trabajos no se alejaba demasiado de lo que todos sus seguidores esperaban de ella. Siempre introducía algo novedoso pero siempre permanecía cerca del estilo que tantos éxitos le ha reportado. En este caso, creo que ha dado dos o tres pasos más allá y tema que muchos fans no entiendan que haya corrido tal riesgo.

Con todo, encontrareis remansos de paz y melodías asombrosas. Tenemos If You Only Knew para recordarnos que Robin sigue con nosotros. Aunque no sea un Hit como nos tenía acostumbrados es un buen tema. 

Here I Am es otro ejemplo de lo que el disco representa. Estructura utilizada por multitud de bandas americanas dirigidas a adolescentes con una estructura definida para que explote en el estribillo. A mi me convence, no sé en cambio si a los fans más puristas este tipo de composiciones les llegará a agradar o no. 

De lo que no queda la menor duda es que Clif Magness no ha mejorado el trabajo de Denander que también anda metido en el disco. No sé muy bien quien ha tomado la decisión de enfocar este nuevo trabajo pero sinceramente es un riesgo que quizás Robin no debería haber corrido.

Personalmente creo que es un buen disco, no es mejor que sus anteriores porque es muy diferente. Dentro del camino que han decidido tomar creo que aún deben crecer mucho.  Un disco diferente que si no se compara con sus anteriores lanzamientos os va sorprender.

Highly recommended
Antonio AORLAND


Tomi Malm (Walkin´On Air) 2017 CONTANTE &SONANTE RECORDS Review



Genre: West coast, Smooth Jazz
Release Date: OCTOBER 15, 2017

Track list

01. “Kuwakaribisha” (Tomi Malm)
02. “Favor” Featuring Frank Adahl (Tomi Malm / Frank Adahl)
03. “When You’re Gone” Featuring Julian Thomas (Tomi Malm / Cecily Gardner)
04. “Walkin’ On Air” Featuring Jason Scheff (Tomi Malm / Jackie Kavan)
05. “Show Me A Sign” Featuring Warren Wiebe & ZoSia (Hank Easton)
06. “Perfect Imperfection” Featuring Jeff Pescetto (Tomi Malm / Jackie Kavan)
07. “Still Life” (Tomi Malm)
08. “Wouldn’t It Be Kinder” Featuring Shem (Tomi Malm / Cecily Gardner)
09. “Let’s Get To It” Featuring Jerry Lopez (Tomi Malm / Jerry Lopez)
10. “A Reason To Smile” Featuring Julian Thomas (Jeremy Lubbock)
11. “You Belong To Me” Featuring Clif Magness (Tomi Malm / Jeri Lynne)
12. “Today” (Tomi Malm / Jyrki Manninen)

Guest artist: 

*Vinnie Colaiuta (Sting,Zappa, Herbie Hancock)
*John “JR” Robinson (Michael Jackson, Aretha Franklin, Quincy
Jones)
*Simon Phillips (Toto, The Corrs, Peter Gabriel)
*Dan Warner(Madonna, Timbaland, Barry Gibb) 
*James Harrah (Aaron Neville, Herbie Hancock, Chris Botti)
Neil Stubenhaus (Roberta Flack, Joe Cocker, Michael McDonald) *AlexAl (Michael Jackson, Al Jarreau, George Duke) 
*Robbie Buchanan (Whitney Houston,Barbra Streisand, Chaka Khan) 
*Luis Conte (James Taylor, Phil Collins,Eric Clapton)
* Eric Marienthal (Chick Corea, Barbra Streisand, Elton John) 
*Brandon Fields (Tower of Power, The Rippingtons, George Benson) 
*Santa Fe & The Fat City Horns.


El sello Español Contante y Sonante regresa con su habitual elegancia de las que nos tiene acostumbrados y después del buen acogimiento que tuvo su anterior entrega, el álbum tributo al compositor Burt Bacharach, nos vuelve a deleitar y para esta cita nos obliga a ponernos de etiqueta para desplegar la alfombra roja y presentarnos el debut del músico y compositor procedente de Finlandia, Tomi Malm, músico que para gran parte de nosotros es un auténtico desconocido y con una exitosa carrera de más de 20 años en Centro Europa y un reconocimiento gracias al disco tributo a David Foster, que el mismo Foster le dedico grandes alabanzas.

Si quieres regresar de nuevo a la época dorada de los años ochenta, sonidos Jazzy aderezados con el pop más sofisticado, el Smooth Jazz más envolvente en melodías de arreglos vocales en noches de blanco satén.

Walking on air lleva por título este álbum compuesto en su gran mayoría por el mismo Tomi Malm, para la grabación de este álbum se ha rodeado de un gran elenco de grandes vocalistas que iré desgranando a lo largo de esta reseña y de músicos de estudio de renombre, ya solo por citar alguno de ellos, Vinnie Colaiuta, John “JR” Robinson, Simon Phillips, Neil Stubenhaus, Robbie Buchanan, etc...

Con una producción exquisita y cristalina, el álbum comienza con la pieza instrumental “Kuwakaribisha”, corte jazzístico pausado, en la línea general de lo que podemos encontrar a lo largo de todo el disco, la mezcla de sonidos y fusiones.

“Favor”, Con la voz del solista Sueco Frank Adahl, que también participa en la composición de la canción, aquí nos encontramos ciertas reminiscencias de Vannelli y que fácilmente podrás identificarlo en artistas de la nuevo hornada de vocalistas llegados de Suecia como Ole Borud y Andreas Aleman.

“When You’re Gone”, interpreta por Julian Thomas, balada intimista tanto por el tono de voz como por la acústica que le acompaña que le dan un cierto toque folk.

“Walkin’ On Air”, con la participación de Jason Scheff y que en cierto modo nos suena al grupo de donde proviene su vocalista, nos referimos a la banda Chicago, ese jazz rock comercial con toques pop.

“Show Me A Sign”, delicioso dúo interpretado por Warren Wiebe y la dulce voz de la Finlandesa Zosia, a modo de recordatorio, esta vocalista puso voz a uno de las mejores canciones compuesto por el teclista de la banda Chicago, Robert Lamm, dentro de su etapa en solitario y que os animo a que la busquéis en su discografía, punto a parte que decir de Warren Wiebe, como sabéis el legado que dejo este vocalista es inmenso y que siempre está muy presente en cada álbum que se publica del sello Contante y Sonante, canción compuesta por Hank Easton.

“Perfect Imperfection”, Smooth jazz con toque pop para esta preciosa balada con la delicada voz de una eminencia dentro del sonido de la Costa Oeste como es Jeff Pescetto.

“Let’s Get To It”, la parte más Funky del disco y que corre a cargo de Jerry López, voz que recuerda gratamente al timbre de voz de Bill Champlin.

“Still Life”, breve canción a modo de introducción para dar paso a una de las mejores temas del álbum, una balada de gran intensidad emotiva “Wouldn’t It Be Kinder”, interpretada con gran sentimiento por Shem.

“A Reason To Smile”, el Jazz vocal más clásico nos lo trae la calidad voz de Julian Thomas, el ambiente que recrea la canción te penetra, recorre cada parte de la piel y te llega hasta el fondo del corazón. 

“You Belong To Me”, supone uno de los regresos más esperados dentro de nuestro género, la voz de Planet 3, nada más y nada menos que el compositor y productor Clif Magness, tremenda balada de corte AOR, todo un lujo volver a escucharle en estos registros, dado que en la actualidad Magness ha virado musicalmente hacia unas composiciones más orientadas al pop rock de toque moderno para artistas de la talla de artistas como Avril Lavigne, como sabéis en breve regresara con nuevo álbum.

“Today”, cierra esta joya de álbum y lo hace con la voz de Tomi Malm, corta pero intensa balada llena de sentimientos como el resto del álbum.

Jeremy Lubbock define el álbum como un lenguaje de bonitas armonías, pues que mejor manera de definirlo.


Aorland Score: Jewel

Redactor: Juan Antonio Sanchez

Image and video hosting by TinyPic

viernes, 8 de septiembre de 2017

MIDNITE CITY “MIDNITE CITY” AOR HEAVEN 2017 REVIEW




AOR Heaven release: 20/10/2017
Genre: Melodic Rcok

Tracklist:

1. We Belong 
2. Ghost Of My Old Friends 
3. Summer Of Our Lives 
4. Nothing’s Like Losing You 
5. Last Beat Of My Heart 
6. Everything You Meant To Me 
7. Can’t Wait For The Nights 
8. One Step Away 
9. I Just Can’t Take It 
10. Things She Said 
11. Think About You 


Band: 

Rob Wylde – vocals, guitar, bass 
Pete Newdeck – drums 
Miles Meakin – guitars 
Shawn Charvette – keyboards 



“A new sensation of melodic rock with a lot of keyboards and chorusses” 


Y tras un verano de muchos sinsabores y decepciones constantes toca el volver al inicio de la 6ª temporada de AORLAND, dándolo todo e intentando retornar al camino por el cual nos vamos haciendo un hueco en vuestras apretadas agendas para que tengáis algún ratillo en el que podáis evadiros y disfrutar, como hacemos nosotros (Antonio, Juan y un servidor), de la música en todas sus facetas incluida la que nos toca ahora mismo que no es otra que la visual, describiéndoos muchos discos que merecen la pena no dejéis escapar. 

Para comenzar esta nueva etapa lo hacemos con un grupo muy nuevo formado a principios de año por Rob Wylde (Tigertailz, Vega) el cual se unió a Pete Newdeck (Newman, Eden´s Curse, Blood red saints) para dar forma a tres temas que a modo de adelanto fueron a parar a manos de Harry Hess (Harem Scarem) que los pulió y les valió para fichar por el fantástico sello AOR Heaven y dar lugar a este larga duración en Junio de 2017 con un estilo que denomina: 'Timeless, melodic rock / hair metal' que a ciencia cierta no sé que carajo significa pero que intentaré ir evaluando con cada tema como es mi marca personal. 

Y qué mejor que abrir con un cañonazo como “We belong” en donde la melodía se mezcla con unos arreglos fantásticos para dotar al tema de la energía necesaria y el tempo adecuado para dejar todo un trallazo de hard rock con ciertas reminiscencias en el deje vocal al grupo Elevener sobre todo en la forma de subir la entonación al acabar la estrofa, mezclado con un final dónde recuerdas a Yngwie Malmsteen (minuto 3:30) y el cierre a lo Europe. Teclados por doquier para mostrar todas las cartas sobre la mesa y decir que nos podemos ir preparando para una de las sorpresas del año. 

Seguimos la fiesta con “Ghost of my old friends” en dónde el sabor de boca que me deja me recuerda a Danger Danger y esos temas que entran a la primera y nos transportan a grandes momentos dónde nuestra imaginación volaba sin más preocupaciones que disfrutar de la música y vivir a tope. Típico tema que te hará mover los pies y la cabeza al unísono con melodías por todos lados en un tema que quizás no destaque por nada en particular pero su empaque es lo que le hace que sea tan bueno


Uno de los primeros temas que hicieron como promoción fue “Summer of our lives” en el cual si observo algo del llamado “hair metal” que popularizaron numerosas bandas como los Tigertailz con esos coros que acompañan a cada estribillo para darle más profundidad y una base rítmica muy machacona a la vez que repetitiva que no por ello denosta un cierto “cansancio musical” sino que es uno de los clichés usados con frecuencia en ese estilo dónde no se da tanta importancia a la variedad y diversificación sino que se opta por usar lo establecido que no es malo pero no innova nada. 

Otro de los que usaron de adelanto fue “Nothing´s like losing you”, con ese inicio a lo medio tiempo que enamora y nos muestra su faceta más melosa en dónde dejan el peso del tema a la voz hasta la entrada del estribillo que me recuerda a los exitosos Harem Scarem y en dónde la guitarra exige su parte de protagonismo en esta orgía musical. Y lo denomino así porque por mi cabeza van pasando grupos que me han gustado desde hace muchos años y es que hay tal amalgama de sonidos que estoy en una nube musical entrándome por el altavoz izquierdo los sonidos y saliendo por el derecho las sensaciones, creándose un ambiente mágico que os invito a que probéis a disfrutar porque es irrepetible. Temazo para deleitarse con cada nota que llegue a nuestro cerebro. 

Voy a intentar centrarme que sé que me va a costar un triunfo tras el momento de exaltación que sufro, así que acomodo mis posaderas de nuevo en el sillón (me he tenido que levantar y ponerme a disfrutar por toda la habitación con cada acorde anterior) y me dispongo a dar al play y escuchar “Last beat of my heart” que ya desde el inicio deja a las claras que no cabe relajarse ni un minuto en un tema que deja poco espacio a la distracción porque transcurre como un tren de mercancías que coge velocidad poco a poco pero cuando establece velocidad de crucero todo va rodado. Otro tema musicalmente destacable pero en dónde quizás la voz no está al nivel que debería en ciertas partes donde parece que se amolda a lo que el tema pide sin intentar dar el do de pecho e imponerse sobre él. 

Llegó un poco de relax con “Everything you meant to me” que es una balada en toda regla a pesar de tener momentos dónde el ritmo se acrecienta pero sin subir excesivamente y en el cual vemos el momento de intentar acercarse a los dioses Def Leppard con un acercamiento a “Two steps behind” con esos coros grandilocuentes que crean una atmósfera especial cual petición de mano a tu actual esposa en donde se mezclan muchos momentos de tu vida con el deseo de que el final sea cómo lo esperas o deseas. 

“Can´t wait for the nights” es otro de los cañonazos en donde todo se presenta como ir a comer a un restaurante de lujo dónde en la mesa no cabe lugar a la improvisación y cada cubierto está en su sitio colocado con pulcritud y exactitud. Aquí cada instrumento está pensado para que entre cuando debe, que los coros acompañen en su medida y aporten un extra al tema que vuelve a la onda Danger o por lo menos a mi me lo recuerdan un montón. Para disfrutar en el coche con cada kilómetro que recorramos mientras lo disfrutamos a todo volumen. 

Y qué os cuento de “One step away” en dónde ese modo narrativo de inicio de muchas canciones nos introduce en un estribillo divertidísimo y bailable a más no poder que nos hará no parar de mover la cabeza y tararearlo como descosidos. De nuevo mostrando un efectivismo asombroso tema tras tema no asombrando como ya he comentado pero haciendo que vaya a ser uno de los discos destacados de esta estación en la que nos adentramos. 

Seguimos con la onda marcada en “Just can´t take it” en dónde vuelve el hair metal con un tema que va a la velocidad del rayo sin respiro, es como si tuvieran prisa por acabarlo y metieran la sexta haciendo que el motor no se revolucionara en exceso pero el coche cogiera más empuje sin sobrepasar lo marcado por las señales de la carretera. 

La melodía prevalece y nos sigue haciendo que flotemos con “Things she said” y es que estos temas donde el ambiente creado hace que te detengas y le des más vueltas de las necesarias con el fin de poder exprimir el jugo que llevan en lo referente a arreglos musicales e instrumentación son de mis favoritos ya que me obligan a tener alerta todos mis sentidos con el fin de intentar observar auditivamente todo lo que pretenden trasmitir. Un gran tema. 

Cerramos con el último tema que sirvió de adelanto, llamado: “Think about you” que tiene esos coros Elevener como el tema al que hice referencia antes. Melodía a lo largo y ancho del tema aunque quizás no con tanta contundencia como otros que nos hemos llevado a la oreja pero muy apetecible de paladear y más tras la buena sensación que me ha dejado este larga duración de esta banda novel. 

En resumen: un disco que hará las delicias de todos aquellos seguidores del hard rock melódico en dónde verán referencias a multitud de bandas conocidísimas lo cual os hará disfrutar sobremanera de ellos. Eso sí no esperéis nada nuevo pero por lo menos está bien hecho y con actitud cosa de la que muchos discos nuevos carecen. 


Highly recommended.
Redactor: Manuel García

Image and video hosting by TinyPic

jueves, 7 de septiembre de 2017

Gypsy Soul – Winners And Losers Escape Music 2017 Reissue





Genre: Hard Rock
Release Date: 20th October 2017


Track List:

1-Fat City 03:38 
2-Fire And Water 03:35
3-Winners And Losers 04:02
4-Ready For The Rain 04:36
5-Sheila 03:44
6-Candy Apple Red 03:16 
7-She’s Waiting 04:07
8-Survival In The Streets 04:35
9-Dancin’ Feet 03:09
10-Burning In Her Fire 03:36
11-Rough Life 04:34
12-The Kid Is Back In Town 03:59
13-Outside Looking In 03:39
14-The West 04:19


The Band is:

Johnny Edwards: Lead vocals (ex Foreigner)
J K Northrup: Lead Guitars (ex XYZ)
Justin McDaid: Rhythm Guitars
Larry Hart: Bass
Glenn Hicks: Drums

Produced and Mixed by: J K Northrup at Alien Productions Studios 1987/88


The Northrup Years

In 1987 four musicians were brought together by the legendary guitarist Ronnie Montrose and their shared manager. Those four were guitarist J K Northrup, Lead vocalist Johnny Edwards, bassist Larry Hart and J K’s long-time friend and drummer Glenn Hicks. Within two weeks they were rehearsing writing and in the studio recording with Ronnie Montrose, who was producing their first demo. It was immediately evident that there was a lot of electricity with the band! Drawing on such influences as Bad Company, Whitesnake and Humble Pie The band’s energy was powerful.

Almost immediately several major labels such as Geffen, Atlantic and MCA were coming to the shows and rehearsals showing great interest in signing the band. John Kalodner himself put the band into the studio to record a further six songs.



Although an agreement was not reached with any of the record labels the band recorded and demoed many songs over two years. They added a fifth member; rhythm guitarist Justin McDaid and continued playing, writing and showcasing until 1989 when they disbanded resulting in Edwards joining Foreigner and J K Northrup joining up with Paul Shortino for two albums.

This collection of 14 songs are a small portion of songs they wrote but they capture the spirit of what a great they actually were. Many of the songs were later performed and recorded by Foreigner, “Ready for the Rain”, “King Kobra”, “Burning in her fire”, “Wild Horses”, “Fire and Water”, “The Kid is Back in Town and “Rough Life” were recorded on the classic album “Back on Track” by Shortino and Northrup.

During 1988 JK Northrup, Johnny Edwards and Larry Hart were recruited by legendary drummer Carmine Appice to write, record and perform the King Kobra III album.

This is a classic case of a band that should have been a multi-platinum success and these songs we have here are a reminder of what a great group of musicians and prolific songwriters they are.



Image and video hosting by TinyPic